Doce profesores malagueños optan a los premios a mejor docente de España

Raquel Cantero, en una de sus clases. /
Raquel Cantero, en una de sus clases.

Los galardones, que patrocinan Educa y Abanca, pretenden destacar la labor del profesorado y realzar su implicación en el proceso de enseñanza

VICTORIA BUSTAMANTE

Los premios Educa a Mejor Docente de España vuelven en su segundo año con 12 nominados malagueños entre un total de 1.849 propuestas de docentes de toda España, seleccionados por sus alumnos o familiares de estos. Los finalistas en Educación Infantil, Primaria, Secundaria, Bachiller y FP y universidad se conocerán el próximo 10 de enero. En su primera edición, los premios Educa Abanca se saldaron con dos premiados malagueños, en unos galardones que pretenden reconocer la buena praxis de los docentes.

Los criterios han sido aprobados por un comité de expertos de todas las etapas educativas elegido al azar. Una vez recibidas todas las propuestas la organización realizó una primera selección basada en el número de propuestas y en los comentarios obtenidos por quienes los han propuesto, de esta primera selección han salido más de 300 seleccionados.

Entre los aspectos que se valoran están la satisfacción del alumnado, la investigación, la transmisión de valores o la innovación y TICs. Todas ellas se puntúan mediante el número de propuestas recibidas, publicación de libros o artículos de revistas, la pertenencia de una web o blog, la participación en actividades de formación docente o la realización de actividades innovadoras.

Javier Gómez, en su clase
Javier Gómez, en su clase / .

Por estas actividades innovadoras ha sido seleccionado Javier Gómez Jiménez, profesor de Secundaria en el Colegio Sagrado Corazón Esclavas de Pedregalejo. Incluye proyectos novedosos en asignaturas como Latín, donde ha usado la mitología para atraer la atención de sus alumnos. No se ha quedado en la traducción sino que les ha pedido que realizaran cartas para jugar a un 'Memory' y así encontrar a los dioses junto con sus símbolos y lo que representan; «así estudian y repasan sin darse siquiera cuenta y sin aprenderlo de memoria», explica Gómez. Además, ha ido más allá y ha grabado a sus alumnos sobre un croma explicando el mismo mito. Con estos vídeos creó una sala virtual en 360 grados a la que se accede con unas gafas de realidad virtual.

Cuando hace balance de la experiencia afirma que «la reacción de los alumnos es espectacular; en general en todo el curso han estado dispuestos a trabajar y así siempre estaba preparando materiales, intentando hacer cosas que les pudieran gustar para darles de manera más atractiva los contenidos del área», recuerda. «Que estén jugando no quiere decir que no estén aprendiendo, les está llegando el conocimiento y se les está quedando quizá de manera más fija», indica. Además, añade que «no solo aprenden teoría sino también cultura digital».

De proyectos novedosos también habla Ali Bagherian del Colegio Novaschool Añoreta: «me encanta la innovación y estar actualizado e impartir clases con diferentes metodologías». Este profesor de Secundaria y Bachillerato, al que le gusta a veces dar clases fuera del aula, cree importante «hacer que los niños tengan curiosidad en una época en la que la información está al alcance de un clic». Por eso le gusta hacer a sus alumnos trabajar en equipo, «cooperar, que sepan colaborar, unir puntos fuertes y débiles para que tengan empatía y capacidad de liderazgo». Dice de sí mismo que busca «ser educador antes que profesor y enseñar así competencias que no están en asignaturas, pero son transversales, y son las situaciones que se van a encontrar en el día a día». Imparte asignaturas como Historia de la Filosofía, Historia y Economía, donde sus alumnos realizan durante todo el año un proyecto en el que crean una empresa con un plan de negocio, que va desde el organigrama hasta la realización del anuncio del producto.

Laura Vela, en el Centro Infantil Sagrada Familia.
Laura Vela, en el Centro Infantil Sagrada Familia.

Las propuestas se agrupan por etapas educativas. La que menos candidatos recoge es la de educación Infantil, de 0 a 3 años. Laura Vela Toro, maestra en esta etapa, piensa que este «es un sector que está un poco desmerecido, trabajamos muchísimo, tenemos además de la labor educativa la asistencial, y eso lo hace más complicado». Por esto se alegra mucho de su segunda nominación en los premios, «en estos tiempos hace falta que la labor docente tenga visibilidad y me parece que es una propuesta genial», manifiesta la directora del Centro Infantil Sagrada Familia.

Cree que la nominan porque es muy creativa y siempre está pensando proyectos y actividades que no se suelen hacer a edades tan tempranas. «Cuando llega una jornada conmemorativa como el día de la paz siempre intentamos hacer una actividad muy vivencial que se adapte a la edad de los niños; el último año fue los piratas de la paz, donde colocamos una isla con botellas con mensajes de paz en el patio a la que había que llegar con un mapa con tesoro que escondía un cofre lleno de palomas», explica. «Intentamos trabajar mucho con las familias, porque son muy pequeños, y que sean ellos quienes experimenten las emociones». Esta maestra, con casi 20 años de experiencia, también ha llevado a cabo proyectos de 'mindfullnes' o de adopción de un burro por todos los niños del centro.

Los premios abarcan hasta la educación de FP o universitaria; en esa última categoría está nominada Raquel Cantero Tellez, profesora de la UMA en Terapia Ocupacional. En su asignatura de Discapacidad Física usa mucho las redes sociales, Youtube, Twitter o un blog para la clase. En todas ellas comparte casos prácticos reales con sus alumnos. «Tienen que solucionar el caso o marcar los objetivos que tendrían con ese paciente, cómo lo abordarían; es un trabajo muy dinámico que lleva mucho tiempo pero también te ayuda a tener a la gente enganchada», argumenta. «No solo interactúan conmigo, Twitter es abierto, lo hacen con muchos otros profesionales del campo, creo que un problema con los docentes es que tienen miedo a publicar algo y que otro profesional te lleve la contraria; eso es enriquecedor», expone Cantero, que cree que la nominación tiene mucho que ver con que le encante su trabajo: «Es mi especialidad desde hace 20 años», afirma.

Veinticinco años lleva como profesor Vicente Víctor Fernández González impartiendo varias asignaturas del grado de Traducción e Interpretación, que organiza las clases «en torno a proyectos prácticos que tienen que hacer los alumnos, intentando que la reflexión teórica sobre los asuntos que van aprendiendo vaya de la mano de los proyectos que tienen que asumir». Afirma también que pretende «promover la autonomía de los alumnos, la participación entre ellos y el dinamismo en las clases». Este profesor, que se enteró por Facebook de la nominación, puesto que no dio crédito al correo, se quita mérito admitiendo «que todo ello funcione depende mucho de los estudiantes».

Josefa García, del Colegio El Pinar.
Josefa García, del Colegio El Pinar.

Los galardones premian la labor docente, y en este sentido Josefa García, del Colegio El Pinar, coincide con que «el aula es uno de los mejores sitios desde los que aportar algo para mejorar la realidad en la que vivimos». Esta profesora de Historia en Secundaria y Bachillerato se enorgullece de la nominación: «Es una de las mejores cosas que, como docente, te puede pasar. No por el reconocimiento, sino porque es una manera de prestigiar la profesión, de evidenciar nuestra entrega a la Educación y a nuestros alumnos, que son los que dan sentido a lo que hacemos día a día», afirma.

El próximo 10 de enero se conocerán los diez finalistas de cada categoría y el 23 de febrero será la entrega de premios, a los que por ahora también aspiran los malagueños: Elisabeth Guerrero Velasco, del CEIP San Faustino; Ana Belén Toscano, del CEIP Miguel Hernández; Laura Caparrós González, del CEIP El Pinillo; Magdalena Rodríguez García, del CEIP La Biznaga; Óscar Almazán Arrebola, del CEIP Nuestra Señora de Gracia y José Luis Chinchilla Minguet, de la Universidad de Málaga, aunque algunos de ellos ya no están en el mismo centro en este curso escolar.

 

Fotos

Vídeos