Detenida por dar una brutal paliza a otra mujer y pasarle por encima con la moto por celos en Arroyo de los Ángeles

Detenida por dar una brutal paliza a otra mujer y pasarle por encima con la moto por celos en Arroyo de los Ángeles

Testigos manifestaron a la Policía Local que la agresora propinó patadas y puñetazos en la cabeza y el costado a la víctima antes de atropellarla

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

«¡Para, por favor, que la vas a matar!», le gritó a la agresora uno de los testigos al ver cómo pegaba a otra chica. Tanto él como las demás personas que presenciaron lo ocurrido aseguraron que le propinó una «brutal» paliza y que acabó pasándole por encima con la moto. La presunta autora ha sido detenida por la Policía Local de Málaga. El móvil, al parecer, fueron los celos, según las fuentes consultadas.

Los hechos sucedieron la madrugada del miércoles al jueves en la avenida Arroyo de los Ángeles. Una persona telefoneó a la sala del 092 de la Policía Local para alertar de que una mujer estaba agrediendo a otra. En la llamada se oían muchos gritos de fondo, por lo que se le dio máxima prioridad al aviso.

Al llegar, los agentes se encontraron a un grupo de ciudadanos, todos testigos de lo sucedido, que les indicaron con nerviosismo el lugar en el que se encontraba la víctima. La chica, de 31 años, había perdido la consciencia por los golpes y estaba siendo atendida por algunas de estas personas. Los policías locales empezaron por pedir con carácter urgente una ambulancia.

Los agentes usaron las redes sociales para identificar a la sospechosa

Los sanitarios del 061 estabilizaron a la mujer y la trasladaron al Hospital Carlos Haya. Aunque inicialmente se pensó que tenía varias fracturas, durante la noche se le hicieron pruebas diagnósticas que confirmaron que no presentaba lesiones graves, solo policontusiones, por lo que recibió el alta médica horas después, según informaron fuentes sanitarias.

A tenor del relato de los testigos, fue un milagro. Las personas que presenciaron lo ocurrido declararon a los agentes que la agresora golpeó a la víctima hasta que ésta cayó al suelo, donde continuó dándole patadas en la cabeza y en el costado «de manera muy violenta», como si estuviera «fuera de sí», dijeron.

También contaron que, cuando la víctima pedía socorro desde el suelo, la agresora se subió a un ciclomotor de color negro y, al parecer, pasó por encima de ella, concretamente, por la zona del tórax. Tras ello, la chica quedó inconsciente y la autora huyó del lugar.

Cuando la joven herida recuperó el conocimiento, dio a los policías locales una descripción física de la agresora. Les contó que habían estado juntas esa tarde, pero acabaron discutiendo por celos. No pudo proporcionarles su nombre, pero sí el lugar donde trabajaba, lo que se convirtió en una pista clave para los agentes, que la identificaron utilizando las redes sociales. Tras una batida por las barriadas de La Roca y Martiricos, los funcionarios localizaron a una mujer cuyas características físicas encajaban con las descritas por la víctima y también con las pesquisas que realizaron sobre lo ocurrido. También encontraron su moto, de color negro, que coincidía con la que habían visto los testigos. Aunque negó los hechos, los policías locales, con todos los indicios recabados, la detuvieron como sospechosa del ataque.

 

Fotos

Vídeos