La llegada de la UCAM, primer proyecto afectado por la ruptura con Ciudadanos

José Luis Mendoza, Francisco de la Torre y Alejandro Blanco, tras la firma del protocolo el pasado diciembre./SALVADOR SALAS
José Luis Mendoza, Francisco de la Torre y Alejandro Blanco, tras la firma del protocolo el pasado diciembre. / SALVADOR SALAS

La formación naranja anuncia que votará hoy contra una expropiación para completar los suelos que se cederían a esta universidad privada

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

La ruptura que escenificaron este lunes PP y Ciudadanos en el Ayuntamiento de la capital ya tiene una primera consecuencia. La formación naranja anunció ayer que hoy votará en contra de un expediente de expropiación para completar la adquisición por parte del Consistorio de los suelos de La Térmica que se cederían a la Universidad Católica de Murcia (UCAM) para su desembarco en la capital con un campus. Con el voto negativo de Ciudadanos, es muy complicado que este trámite pueda salir adelante en el consejo rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo, ya que los concejales de los grupos de izquierda de la oposición ya se han mostrado anteriormente en contra de esta iniciativa, por lo que la minoría del equipo de gobierno del PP no sería suficiente para aprobarla.

«Este es un primer ejemplo de que si no estamos del todo convencidos de algo, vamos a votar en contra», admitió el concejal de Ciudadanos Alejandro Carballo, quien aclaró que, aunque su grupo ha defendido la implantación de una universidad privada en Málaga, «queremos que la que llegue sea la mejor posible, y la propuesta de la UCAM no nos convence mucho y nos genera dudas». «En este caso, queremos que se inicie un proceso de concurrencia, un concurso ambicioso, al que puedan aspirar las universidades que estén interesadas en venir a Málaga», añadió.

Entre los puntos previstos para el consejo rector de Urbanismo convocado para hoy figura la incoación de una expropiación de una superficie de 329 metros cuadrados para los terrenos que el Consistorio ha previsto ceder a la UCAM en la zona de La Térmica, según el protocolo de intenciones que firmaron el pasado 19 de diciembre el alcalde, Francisco de la Torre; el presidente del Patronato de la Fundación Universitaria San Antonio, presidente también de la UCAM, José Luis Mendoza; y el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco. Ese suelo ha sido valorado por Urbanismo en 151.377 euros, y vendría a completar la superficie recogida en tres parcelas que suman 38.651 metros cuadrados, según quedó recogido en el mencionado protocolo. Tras conocer la postura de Ciudadanos, está por ver si el equipo de gobierno mantiene este punto en el orden del día o si finalmente lo retira ante la posibilidad de que no sea aprobado.

La posición de la formación naranja en este caso contrasta con la que adoptó en la comisión plenaria de Urbanismo del pasado mes de octubre en la que sumó sus votos a los del PP para tumbar una moción de IU-Málaga para la Gente, respaldada por el resto de grupos de izquierda, para rechazar el apoyo al desembarco de la UCAM en Málaga con un campus vinculado especialmente con el deporte. Desde Ciudadanos insistieron ayer en que, a partir de ahora, «cambia el prisma» con el que abordaran los asuntos urbanísticos al dejar de ser socios de investidura del alcalde.

El PP, en minoría en los consejos rectores del Ayuntamiento

La situación generada en el consejo rector de la Gerencia de Urbanismo tras la ruptura del acuerdo de investidura entre PP y Ciudadanos puede repetirse en otros órganos similares de gobierno del Ayuntamiento en los que, al igual que sucede en el pleno desde el inicio de este mandato, la proporción de concejales de los diferentes grupos deja al equipo de gobierno en minoría. El reparto que se repite en los diferentes consejos rectores es de cuatro representantes para el PP y cinco para los grupos de la oposición. Así sucede en los consejos de la Gerencia Municipal de Urbanismo, del Instituto Municipal de la Vivienda, del Instituto Municipal de Formación y Empleo, del Organismo Autónomo de Gestión Tributaria y del Centro Municipal de Informática. En el caso de la Agencia Pública para la Gestión de la Casa Natal de Pablo Ruiz Picasso y otros Equipamientos Museísticos y Culturales, también forman parte de su consejo representantes de otras instituciones públicas, por lo que el voto está más disperso.

Con todo, a partir de ahora, el de los representantes de Ciudadanos será menos previsible en este tipo de órganos de gobierno, por lo que el PP deberá tener más tacto con lo que pretenda aprobar.