Desarticulan en La Palmilla uno de los clanes de narcos más activos de Málaga

Foto del dinero y material incautados. Vídeo de la operación llevada a cabo. / Policía Nacional

La Policía Nacional detiene a 16 personas, entre los que se encuentran los tres cabecillas de la red

SUR

La Policía Nacional ha desmantelado en la barriada de La Palmilla un clan familiar dedicado al tráfico de drogas. En el transcurso de la operación denominada 'Rávena' se han detenido a 16 personas -tres de ellos en Barcelona, donde se encontraban de manera circunstancial- por su presunta implicación en los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y blanqueo de capitales. El operativo, en el que se han llevado a cabo 10 registros en la barriada de La Palmilla, se ha saldado con la intervención, entre otros efectos, de dos armas de fuego con 141 cartuchos, medio kilogramo de hachís, más de 107.000 euros en efectivo, dos pistolas taser y dos balanzas de precisión.

Igualmente, se ha llevado a cabo una investigación patrimonial y se ha solicitado el embargo preventivo de 16 viviendas relacionadas con el grupo investigado y cuyo valor catastral asciende a más de 1.992.540 euros; el bloqueo de 59 cuentas bancarias y la intervención de siete vehículos.

Una investigación de más de un año

La operación denominada Rávena se inició a raíz de varios incidentes ocurridos en la zona norte relacionados con el tráfico de drogas en los que se usaron armas de fuego. Las 16 detenciones llevadas a cabo son el resultado de la segunda fase de la investigación que se inició el pasado mes de junio. Los investigadores pudieron acreditar que detrás de los hechos investigados se encontraba una organización criminal formada por un vasto clan familiar y liderada por el patriarca del mismo. Además comprobaron que dentro de la misma existía una rama más activa, formada por tres de los integrantes de la red, e implicada en el tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y blanqueo de capitales de procedencia ilícita. Según las pesquisas, a través de este núcleo familiar se blanqueaban los beneficios de la actividad ilícita, principalmente, a través de inversiones inmobiliarias y adquisiciones de vehículos de alta gama.

Los agentes averiguaron que la organización habían desarrollado una estrategia muy particular, funcionando a modo de «cooperativa de la droga». Así, funcionaban de manera conjunta y coordinada a la hora de adquirir el estupefaciente, buscando cada uno de los tres cabecillas de la red la mejor opción en cuanto a la relación calidad-precios, para una vez adquirida, repartir con los otros integrantes de la cooperativa la sustancia ilícita y, seguidamente, poner en marcha el mecanismo de venta, ya cada uno de ellos a través de su propia red de distribución al por menor.

Igualmente, los agentes constataron que los investigados no acumulaban gran cantidad de droga, sino que constantemente compraban y vendían prácticamente bajo demanda de su clientela, de manera que en cuestión de horas compraban una importante cantidad de drogas y la ponían automáticamente en el mercado gracias a su amplia cartera de clientes.

Durante la investigación, se determinó que la organización estaba relacionada con tiroteos para demostrar su fuerza a clanes rivales a los que también llegaban a robar droga, según apunta la Policía Nacional en un comunicado, en el que se detalla que uno de los detenidos, además, estaba implicado en dos delitos de lesiones graves producidas por arma blanca.

En relación a las actividades de blanqueo de capitales procedentes del tráfico de estupefacientes, la Policía ha investigado a 30 personas, de las cuales han sido detenidas nueve. Al mismo tiempo, se ha solicitado el embargo preventivo de 16 viviendas con un valor catastral cercano a dos millones de euros, 59 cuentas bancarias y siete vehículos.

 

Fotos

Vídeos