Condenan en Málaga a cinco taxistas por coacciones y daños a un VTC en la huelga de 2017

Momento en el que el vehículo es rodeado por los asistentes a la concentración. /Ñito Salas
Momento en el que el vehículo es rodeado por los asistentes a la concentración. / Ñito Salas

Las multas oscilan entre los 240 y los 480 euros, aunque dos de ellos también deberán sufragar los 1.637 euros en los que se ha valorado la reparación del vehículo

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Cinco taxistas de Málaga han sido condenados al pago de sendas multas de hasta 480 euros y, dos de ellos, también a indemnizar al propietario de un vehículo de transporte con conductor (VTC) por los daños valorados en 1.637 euros que sufrió el coche durante la huelga que protagonizó el sector en agosto de 2017 en protesta por la presencia de este tipo de servicios en la feria. Los hechos denunciados tuvieron lugar el domingo 13 de agosto del citado año en el Paseo del Parque, a la altura del Ayuntamiento, donde numerosos taxistas se congregaron mientras sus representantes mantenían una reunión de urgencia con el alcalde, Francisco de la Torre, para intentar atajar el conflicto que estalló la noche anterior por el desembarco de varias decenas de vehículos de Cabify procedentes de Madrid para aprovechar el tirón de las fiestas.

Aunque la legislación permite que vehículos de otras comunidades autónomas puedan prestar servicio en cualquier región del país siempre que no superen el 20% de la facturación por trimestre, la chispa saltó la noche del sábado al constatarse que en el acceso al real por el Camino de San Rafael, reservado sólo para residentes y transporte público, pasaron el filtro policial varios de estos coches. Los taxistas empezaron a protestar hasta que la indignación fue a más y desembocó en un paro indefinido por sorpresa en plena feria y durante el puente con mayor afluencia de viajeros del año que se prolongó cuatro días.

Las cámaras integradas en el coche han sido determinantes para identificar a los autores

Los vídeos de las dos cámaras integradas en el VTC (delantera y trasera) han sido determinantes para esclarecer los hechos e identificar a los implicados, además de otras imágenes grabadas desde el exterior en el que se ve cómo el coche fue rodeado y obligado a detenerse a su paso por el Paseo del Parque por un grupo de personas que increparon al conductor, algunos de los cuales golpearon el vehículo incluso con patadas hasta que agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local que se encontraban vigilando la concentración lograron disolver el tumulto.

Instante en el que uno de los condenados golpea el coche.
Instante en el que uno de los condenados golpea el coche. / SUR

La sentencia, que acaba de ser declarada firme por el Juzgado de Instrucción número 10 casi dos años después del incidente, condena a cinco personas a 240 euros de multa por sendos delitos leves de coacciones, y a dos de ellas también a otros 240 euros como autores responsables de un delito leve de daños así como a indemnizar al propietario del coche por el deterioro causado en el espejo retrovisor y en la parte trasera derecha. En su auto de ejecución de sentencia fechado el pasado 29 de julio, la magistrada da a los tres condenados únicamente por coacciones diez días naturales a partir de la fecha de notificación para abonar los 240 euros con la advertencia de que en caso de incumplimiento la pena sería sustituida por 20 días de privación de libertad. En cuanto a los dos condenados por daños, se esperará a que se validen las cantidades por la reparación del coche mediante tasación pericial para reclamarles el pago de la indemnización y de los otros 240 euros de multa.

La Policía tuvo que intervenir.
La Policía tuvo que intervenir. / SUR

Los hechos, que fueron denunciados tanto por el conductor como por el propietario del coche, se suman a otros actos similares ocurridos esos días que están pendientes de la justicia, como la agresión sufrida el 14 de agosto por el presidente de la patronal de las VTC (Unauto), Eduardo Martín, en el aeropuerto cuando iba a hacer unas declaraciones para una televisión sobre el conflicto desatado en Málaga. En este caso, las cámaras del vehículo también captaron el momento. Desde las asociaciones del taxi no tardaron en condenar las acciones violentas.