El cisne con billete de ida y vuelta de la desembocadura del Guadalmedina

El cisne acude de forma frecuente al río. / Paulina Tomaszewska

JOSÉ MANUEL ALDAY

Hace un mes que viene siendo un visitante asiduo del Soho. La presencia de un cisne en la desembocadura del río Guadalmedina ya llamó la atención de no pocos transeuntes hace un mes. Como informaba SUR el 8 de marzo, se trata de una ave que apareció hace tiempo por el Parque del Oeste, donde existen otros cisnes, y que con frecuencia acude al río, donde chapotea frecuentemente entre los puentes del Perchel y del Carmen ante la mirada curiosa de cuantos ciudadanos pasan por la zona.

Una joven, Paulina Tomaszewska, fue la primera en captar imágenes del animal y hablaba con nuestro periódico contrariada por el hecho de que nadie se hiciera cargo del animal. «El cisne es un espectáculo verlo, ha debido de perderse de su grupo, pero nadie se hace cargo de él», indicaba a este periódico. «He llamado al Seprona y me han dicho que al no estar herido ni ser una especie en vía de extinción ellos no se hacen cargo. Entonces me he puesto en contacto con el Ayuntamiento y me han derivado a Parques y Jardines, pero tampoco se hacen cargo, por lo que pienso poner una reclamación por la falta de interés, ya que el animal está perdido y está comiendo plástico». Varios usuarios se ponían en contacto con SUR vía WhatsApp (660 481 739) para denunciar este hecho un mes después. Entre ellos, Enrique Morales, vecino de la capital: «No parece que sea un lugar adecuado. Parece desubicado y hambriento. La gente le echa alguna cosa, pero probablemente no sobreviva si sigue ahí».

Luis Medina-Montoya, director general de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Málaga, fue consultado ya por este periódico desde el momento en que fue avistado por primera vez. Aseguraba que el cisne apareció hace casi un año por el Parque del Oeste, donde existen otros cisnes, y que ya es conocido por los servicios veterinarios municipales, tras lo que indicó que «ni el veterinario del Parque del Zoosanitario, ni el gerente del Paraje Natural del Guadalhorce, ni el Jefe del servicio de espacios protegidos de la delegación de Medio Ambiente han indicado que sea preciso o necesario capturar esa ave». Agregó que «el cisne puede volver al Parque del Oeste, que está a una distancia de 2,7 Kilómetros en línea recta de la desembocadura del río, y donde existen otros cisnes ya mayores que no vuelan porque tienen las plumas de las puntas de las alas cortadas, a diferencia de este, pero a día de hoy no tenemos elementos para tomar una decisión de este tipo».