El Ayuntamiento de Málaga se compromete a incorporar 'paradas seguras' para mujeres en la EMT

El Ayuntamiento de Málaga se compromete a incorporar 'paradas seguras' para mujeres en la EMT

La Comisión de Urbanismo aprueba por unanimidad la propuesta del edil no adscrito Juanjo Espinosa, que también estudiará la instalación de videocámaras o de botones de alerta

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

Disminuir la sensación de «peligro y vulnerabilidad» en el espacio público, especialmente en aquellos lugares que son considerados «inseguros» por parte de las mujeres. Esta es la base de la propuesta que ha sacado adelante esta mañana la Comisión de Urbanismo y Movilidad con el voto unánime de todos los partidos y a instancias de una moción presentada por el edil no adscrito, Juan José Espinosa, quien ha solicitado de manera específica medidas para determinados itinerarios del transporte público en la ciudad.

El texto de Espinosa se refiere tanto a la EMT como al Metro, pero en el caso concreto del Ayuntamiento de Málaga estas competencias se ciñen al ámbito de la flota de autobuses y será ahí donde se ha comprometido a intervenir. Lo hará a través de una mejora en la iluminación de determinadas paradas e incluso estudiando la posibilidad -si los permisos necesarios lo permiten- de instalar cámaras de videovigilancia en paradas que pueden considerarse 'conlflictivas', así como botones de alerta o botones de pánico tanto en estos espacios como en los propios autobuses que podrían ser activados por los usuarios o el conductor, respectivamente.

Pero una de las novedades más destacadas en esta estrategia de mejora de la seguridad en el transporte público está relacionada con la incorporación de 'paradas seguras' o intermedias, priorizando las paradas de líneas nocturnas y las de mayor afluencia. «Estas medidas funcionan en otras ciudades y la acogida ha sido muy positiva», ha defendido Espinosa durante la exposición de la moción, mientras que la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, recordaba que su grupo ya presentó un texto en la misma línea hace dos años«porque es necesario tener una perspectiva feminista en cuestiones de seguridad y movilidad».

Aunque aún queda por delante la discusión en torno a cómo se pondrán en marcha estas medidas, todos los grupos con representación municipal se han mostrado de acuerdo con esta forma de repensar la seguridad en el transporte público. Además, la edil de Movilidad, Elvira Maeso, ha destacado que el 64% de los usuarios de la EMT son mujeres «y que la perspectiva de género se aplica de manera constante en la empresa de transportes». Sobre las 'paradas seguras' o intermedias en el caso de que lo solicite una usuaria, la concejal responsable ha manifestado que «ya están aprobadas aunque hay que ver en qué trayectos y en qué líneas se incorporan». «En estos casos hay que ver cómo se articulan las paradas a demanda, no por una cuestión de seguridad sino de operatividad», ha añadido Maeso. De hecho, ésta ha recordado que en la aplicación móvil de la EMT ya existe el botón específico de las paradas a demanda, aunque aún sin activar; y ha confirmado que el Área de Movilidad estudiará la posibilidad de instalar también botones físicos de alerta tanto en las paradas como en los autobuses.