El Aula del Mar rechaza ampliar la playa de los Baños del Carmen

Zona de escolleras del paseo marítimo donde está prevista la nueva playa. /Migue Fernández. Archivo
Zona de escolleras del paseo marítimo donde está prevista la nueva playa. / Migue Fernández. Archivo

El periodo para presentar alegaciones al proyecto comenzará mañana y se prolongará hasta mediados de octubre

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

El Aula del Mar ha sido la primera organización en mostrar abiertamente su rechazo al proyecto para ampliar la playa de los Baños del Carmen. Lo hace por segunda vez, ya que fue una de las organizaciones que se opuso a la primera propuesta, hace dos años, y que Costas ha reformado en los últimos meses para reducir su impacto ambiental, bajo la supervisión de investigadores de la Universidad de Cádiz (una de las más prestigiosas en cuanto al estudio de la dinámica del litoral).

Su portavoz, el biólogo Juan Jesús Martín, pone de relieve, tras un estudio preliminar de los documentos, que la entidad volverá a rechazar que se aporte arena en ningún punto de la franja litoral desde el restaurante hasta El Morlaco, por el riesgo que ello puede conllevar al roquedal y a la vida marina. «Hay riesgo por incertidumbre, y puede restar valor a un enclave que tiene un valor ecológico reconocido en el estudio; es un riesgo que no hay que correr», explica.

A ello, añade otros factores, como el hecho de que ahora se conozcan los valores ecológicos de los Baños del Carmen; así como la evidencia de que en la capital ya hay muchas otras playas, casi todas artificiales, y no como ocurría hasta los años 80 del siglo pasado, cuando esta era una de las pocas que existía. En su lugar, Martín reclama la puesta en valor del roquedal como un atractivo turístico para la práctica del buceo, que es compatible con su conservación; y el mantenimiento de la pequeña playa actual, que «tiene su encanto». Con todo, reconoce que los técnicos del Aula del Mar están haciendo un análisis en profundidad, que se compartirá con otras organizaciones para preparar las alegaciones. Entre las que también podrían presentar argumentos de rechazo están el colectivo ecologista Almijara y la asociación de vecinos de Pedregalejo.

Muestras de apoyo

En el otro lado, desde que se conoció el nuevo proyecto este periódico ha recibido numerosas muestras de apoyo por parte de malagueños, que piden que se lleve a cabo la propuesta. Estos recuerdan que la playa existía hasta finales de los 80 y les evoca a su juventud (en aquellos años era una de las pocas que había en la ciudad); así como para mejorar la imagen de una zona actualmente degradada por la acumulación de basura y malos olores y sin ningún uso social.

La documentación del proyecto y el estudio de impacto ambiental se puede consultar en la sede de la Demarcación de Costas (de 9.00 a 14.00) y en el Ayuntamiento, y las alegaciones se podrán presentar hasta el 15 de octubre. A partir de este momento, serán remitidas a la Secretaría de Estado de Medio Ambiente para que las resuelva y, seguidamente, dictamine si la Declaración de Impacto Ambiental es positiva o negativa, un trámite que llevará un año, aproximadamente.