La Policía Nacional releva al comisario provincial a pocos meses de su jubilación

Pedro Garijo en una entrevista tras su toma de posesión como comisario provincial de Málaga./
Pedro Garijo en una entrevista tras su toma de posesión como comisario provincial de Málaga.

Aunque la notificación de la medida aún no se ha hecho efectiva de manera oficial, sí se le comunicó la decisión telefónicamente

ALVARO FRÍAS

La Dirección General de la Policía (DGP) ha decidido cambiar al comisario provincial de Málaga, una medida que se lleva a cabo a pocos meses de que Pedro Garijo, la persona que actualmente ocupa este puesto, se jubile. Pese a que la comunicación aún no se ha realizado de manera oficial, el relevo se le comunicó hace unos días telefónicamente, según confirmaron las fuentes consultadas por este periódico.

El cambio se va a producir también cuando a Garijo le quedan pocos meses para alcanzar los cinco años al frente de la comisaría provincial, un puesto al que llegó justo después de haber sido el responsable de la Unidad de Coordinación Operativa (UCOP) de la Jefatura Superior de Policía de Aragón. Al respecto, siempre según las mismas fuentes, por el momento no se conoce quién será la persona que sustituya al actual comisario, que siempre se ha declarado un fiel defensor de la prevención en el trabajo policial.

Pero el relevo de Garijo no es el único que se espera en la cúpula de la Policía Nacional a nivel regional. Así, las fuentes precisaron a este periódico que la salida de José Luis Cerviño como jefe superior de Andalucía Oriental es inminente. Al parecer, el destino de Cerviño podría ser Madrid, ya que el policía nacional habría solicitado dos vacantes en el seno de este cuerpo en la capital del país.

Se da la circunstancias de que tanto Garijo como Cerviño fueron los que relevaron a Francisco Arrebola en los distintos cargos. Primero fue Garijo que le sustituyó como comisario provincial de Málaga cuando Arrebola se marchó a Granada como jefe superior de Andalucía Oriental y, posteriormente, Cerviño en este último puesto, que el malagueño Francisco Arrebola abandonó al jubilarse.