Los moteros del Kremlin pasan por la República Checa en su ruta de la victoria a Berlín

Caravana de los moteros del Kremlin a su paso por Praga./EFE
Caravana de los moteros del Kremlin a su paso por Praga. / EFE

La caravana tuvo que ser escoltada por la policía ante las protestas a lo largo de su recorrido, que conmemora la derrota nazi a manos de las tropas soviéticas

EFEPraga

Una caravana de los controvertidos moteros rusos 'Night Wolves' (Lobos de la Noche), cercanos al Kremlin, encontraron este lunes algunas protestas durante su paso por República Checa en su marcha hasta Berlín para conmemorar el 74 aniversario de la derrota de la Alemania nazi.

Unos ochenta miembros del grupo, que cuenta con el apoyo del presidente de Rusia, Vladimir Putin, participaron en la marcha, que fue escoltada por coches de policía y visitó cementerios de Praga y Brno para recordar a soldados soviéticos caídos durante la II Guerra Mundial (1939-45). 'El camino de la Victoria', como se llama este periplo sobre ruedas por varios países en los que el Ejército Rojo luchó contra los nazis, concluirá el 9 de mayo en Berlín para recordar el fin de la II Guerra Mundial en Europa.

Aunque estos moteros se definen como nacionalistas rusos próximos a Putin, se identifican por un nombre en inglés, muchas de sus motos son Harley Davidson y les gusta el rock estadounidense. Algunos países, como EE UU y Canadá, han impuesto sanciones contra esta organización al vincularla a acciones terroristas contra instalaciones de energía ucranianas en el conflicto de Crimea.

Miembros de los 'Night Wolves', que no oculta simpatías al dictador soviético Josef Stalin, participaron en la anexión de la península ucraniana de Crimea por Rusia y combaten actualmente a favor de las provincias separatistas del Donbass.

Carteles de protestas contra los moteros rusos, en un cementerio de Praga donde realizaron una ofrenda por sus compatriotas caídos en la Segunda Guerra Mundial.
Carteles de protestas contra los moteros rusos, en un cementerio de Praga donde realizaron una ofrenda por sus compatriotas caídos en la Segunda Guerra Mundial. / EFE

Tras llegar la víspera a Eslovaquia, los 'Night Wolves' cruzaron este lunes la frontera checa en dirección a Brno, en cuyo cementerio militar encontraron decenas de personas que protestaron por su presencia y las ideas nacionalistas que representan. En Praga hubo otra protesta, también pacífica y protagonizada por un pequeño grupo de personas que colgaron en los muros del camposanto carteles de denuncia por la orientación estalinista del club.

A la caravana motera se unieron motoristas eslovacos, checos, italianos y alemanes, por las matrículas de sus Harley-Davidson, marca que usa el club.