Ningún candidato a la Presidencia de Italia logra suficientes votos

Vista del parlamento de Roma./
Vista del parlamento de Roma.

La votación finalizó con 538 papeletas en blanco y con el político y magistrado italiano Ferdinando Imposimato, candidato del Movimiento 5 Estrellas del cómico Beppe Grillo, como el más votado, con 120 apoyos

EFEROMA

Ninguno de los candidatos a la presidencia de la República italiana alcanzó hoy los apoyos suficientes para ser elegido jefe del Estado en la primera votación celebrada en el Parlamento, por lo que será necesario proceder a una segunda mañana. La votación, que duró cerca de dos horas y media, finalizó con 538 papeletas en blanco y con el político y magistrado italiano Ferdinando Imposimato, candidato del Movimiento 5 Estrellas del cómico Beppe Grillo, como el más votado, con 120 apoyos.

El jurista y varias veces ministro Sergio Mattarella, de 73 años, que había propuesto el primer ministro, Matteo Renzi, momentos antes de comenzar la votación, solo obtuvo cinco votos. Los miembros del socialdemócrata Partido Democrático (PD, en el Gobierno) no secundaron al candidato de Renzi aunque esto no significa que no decidan hacerlo en las próximas votaciones. Según establece la Constitución italiana, de 1947, para la elección del Jefe de Estado se requieren dos tercios de los votos durante las tres primeras votaciones, que suponen 673 diputados, mientras que en la cuarta bastará la mayoría absoluta, es decir, 505.

Renzi confía en que su candidato sea el nuevo jefe de Estado en el cuarto escrutinio que se celebrará el sábado por la mañana, cuando sólo necesite los apoyos de su coalición gubernamental, formada por el PD y otras fuerzas de centroderecha. Durante la reunión mantenida este jueves con los miembros de su formación que fue televisada en directo, el exalcalde de Florencia pidió el acuerdo unitario para apoyar a Mattarella. "Tenemos la ocasión de borrar lo que pasó en el 2013. Si se elige un candidato, este es el candidato del PD y no hay otro. Con esto nos jugamos la credibilidad", explicó Renzi al recordar como en 2013 no se consiguió elegir a Romano Prodi por la falta de votos de su propio partido. Quien tampoco votó por Mattarella fue la fuerza que lidera el ex primer ministro Silvio Berlusconi, Forza Italia (FI).

Berlusconi acusó a Renzi de no respetar la alianza entre ambos, nacida en enero de 2013 y conocida con el nombre del "Pacto del Nazareno" (por el nombre de la calle donde tiene su sede el PD), y llamó a los miembros de su partido a votar en blanco. Mattarella no cuenta con la simpatía del "exCavaliere" pues dimitió en 1990 como ministro de Educación en el Gobierno de Giulio Andreotti, en protesta a la aprobación de la ley Mammì, que reorganizaba los canales televisivos y otorgaba tres de ellos a Mediaset, el imperio mediático de Berlusconi.