El G-7 se moviliza para salvar la Amazonía

Soldados preparados para acudir a las tareas de extinción en la Amazonía. /EFE
Soldados preparados para acudir a las tareas de extinción en la Amazonía. / EFE

Macron anuncia en Biarritz que todos los países de la cumbre se comprometen a colaborar para combatir los incendios

MARCELA VALENTEBuenos Aires (Argentina)

Emmanuel Macron anunció este domingo desde Biarritz que existe «convergencia» entre los países del G-7 para ayudar «lo más pronto posible» a combatir los incendios en la Amazonía. «Nuestros equipos están tomando contacto con todos los gobiernos de la región para poder concretar nuestros compromisos con medios técnicos y financieros», dijo.

El presidente galo parece decidido a cambiar el foco. Ya no lo coloca sobre su homólogo de Brasil, Jair Bolsonaro, a quien había calificado de «mentiroso» por incumplir compromisos ambientales y apunta ahora a los nueve países amazónicos, incluyendo a la Guayana Francesa. «Francia es uno de ellos», recordó en respuesta al celo de Brasil en rechazar una presunta injerencia extranjera en su soberanía.

Según nuevos datos del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales, en lo que va del año hubo 78.383 incendios en Brasil, lo que representa un 85% de aumento respecto de 2018. La mitad se registraron en la Amazonía, considerada el pulmón del planeta. Alemania y Noruega, que aportan dinero al Fondo de la Amazonía, suspendieron este mes sus desembolsos por la inacción del Gobierno de Bolsonaro y su discurso favorable a la expansión agrícola y ganadera a expensas de la selva tropical más grande del mundo. El mandatario brasileño declaró incluso que las organizaciones ecologistas eran las principales sospechosas de provocar los fuego como revancha por el corte de la financiación.

«Nuestra casa»

En vísperas de la cumbre del G-7, Macron llamó la atención mundial sobre el problema al denunciar la devastación de la Amazonía a la que llamó «nuestra casa». Pidió a las potencias que debatieran la cuestión en Biarritz y amenazó con no firmar el acuerdo UE-Mercosur si Brasil no asumía su responsabilidad en los incendios.

Para el líder brasileño la advertencia es injustificada. Consideró además propio de «una mentalidad colonialista» tratar asuntos de países que no participan de la cumbre. Más tarde su hijo, el diputado Eduardo Bolsonaro -que pretende ser embajador en Estados Unidos- compartió en redes sociales un vídeo en el que se trata a Macron de «idiota».

El viernes, a raíz del creciente malestar en Brasil, Bolsonaro difundió un mensaje al país en el que juzgó injustificado sancionar a su país por incendios forestales como los que «hay en todo el mundo» y anunció que las Fuerzas Armadas colaborarían para apagar las llamas. Pero este domingo volvió a enfrentarse indirectamente con Macron.

El presidente brasileño compartió en Facebook el mensaje de un seguidor que publicó una foto de Macron con su esposa Brigitte y otra suya con su mujer, Michelle. «¿Entiende ahora por qué Macron persigue a Bolsonaro? Es envidia», escribió el usuario junto a las fotos de las dos parejas. La primera dama francesa es veinticinco años mayor que el presidente. Mientras que la de Bolsonaro es veintisiete años más joven que él. El presidente brasileño se divirtió con la publicación: «Jajaja, no humille», respondió al seguidor desde su cuenta oficial.