Obama equipara el fanatismo racista al del Daesh y pide rechazar el lenguaje de Trump

Barack Obama./AFP
Barack Obama. / AFP

El expresidente considera que las palabras de los políticos «alimentan el clima de miedo y de odio o normalizan los sentimientos racistas

MERCEDES GALLEGO

Barack Obama cumplió el domingo 58 años, en uno de los días más tristes para el país que le sacó las canas en la Casa Blanca. «Ninguna otra nación sobre la faz de la tierra se acerca a la frecuencia de tiroteos que vemos en EE UU», denunció este lunes en un extenso comunicado que colgó en Twitter.

Para el expresidente que tuvo que sorberse en público las lágrimas tras el tiroteo de Sandy Hook, «cada vez que esto pasa nos dicen que endurecer la legislación contra las armas no va a detener todos los asesinatos, que no evitará que cada individuo desequilibrado coja un arma y mate a gente inocente en un lugar público, pero las evidencias demuestran que puede evitar algunos asesinatos».

Durante sus ocho años de gobierno le tocó asistir con impotencia a muchos funerales, pero lo que está viendo estos días es «una peligrosa tendencia» de individuos que abrazan la ideología racista y «se sienten obligados a actuar con violencia para preservar el supremacismo blanco», escribió el primer presidente afroamericano de EE UU. «Como los seguidores del Estado Islámico o de cualquier otra organización terrorista extranjera, estos individuos no pueden actuar solos», alertó.

A la hora de repartir la responsabilidad pone especial énfasis en la necesidad de «rechazar el lenguaje que sale de la boca de algunos de nuestros líderes, que alimentan el clima de miedo y odio o normalizan los sentimientos racistas». Sin nombrarlo, Trump y «aquellos líderes que demonizan a quienes no tienen su mismo aspecto», protagonizaban su sentido comunicado.