El Apple Watch de Khashoggi, de posible testigo a posible sospechoso

El Apple Watch de Khashoggi, de posible testigo a posible sospechoso
REUTERS

Las pruebas turcas señalan al reloj del periodista como el canal para revelar el asesinato, aunque los indicios apuntan en otra dirección

JOSÉ A. GONZÁLEZMadrid

El pasado 2 de octubre, el periodista saudí Jamal Khashoggi accedió al consulado saudí en Estambul (Turquía) y desde esa fecha su paradero es desconocido. Según los medios turcos, Khashoggi fue torturado durante siete minutos y todo se conoce, se dice, gracias al Apple Watch Series 3 enganchado a su muñeca. Una filtración que se ha puesto en duda por medio de varios expertos y que ha llevado a Alemania, a Francia y a Reino Unido a pedir una investigación a fondo para esclarecer qué ocurrió en el edificio oficial saudí.

La pregunta que lanzan los expertos es: ¿existen grabaciones en el interior del consulado? El diario turco 'Sabah' lo afirma añadiendo que el periodista saudí activó la opción de grabación del smartwatch del gigante de Cupertino. ¿Podría haber realizado una llamada Khashoggi? La respuesta es no. En imágenes días antes a la desaparición, el periodista saudí portaba un Apple Watch Series 3. Este pequeño dispositivo de 38 o 42 milímetros funciona de forma independiente del iPhone en poco más de una veintena de países y no en Turquía. Además, Apple señala que «no es posible que Apple Watch se desplace fuera del área de cobertura de la red del operador del usuario».

Descartada la llamada y continuando la línea abierta por el periódico 'Sabah', Khashoggi grabó y envió a su iPhone las notas de voz registradas dentro del consulado saudí. Según las especificaciones del reloj inteligente de Apple, el Series 3 no permite la grabación.

Pero por su oficio como periodista, Khashoggi podría tener instalada una aplicación que convierta el Watch en una grabadora. En la tienda virtual del gigante de Cupertino existen varias aplicaciones que lo permiten. Una de ellas es Just Press Record, según ha podido probar Innova+. «Combina grabación con un toque, transcripción y sincronización en iCloud en todos tus dispositivos», señalan en su descripción.

Sincronización que se realiza a través de una conexión de datos, pero, descartada la opción GPS+Cellular del Watch Series 3, quedan dos. «Para disfrutar de todas las funciones del Apple Watch, tienes que activar las conexiones Wi-Fi y Bluetooth del iPhone enlazado», señala la compañía estadounidense en su portal web.

La primera opción conllevaría que Khashoggi, opositor a la política del príncipe heredero de Arabia Saudita Mohammed bin Salman, se conectaría a la red Wi-Fi del consulado con el riesgo que conlleva acceder a una red desconocida. Además, este punto implica dos nuevos requisitos, según Apple. El iPhone ha de haber sido conectado antes a esa red, mientras el Watch estaba vinculado por Bluetooth, o la red Wi-Fi es 802.11b/g/n a 2,4 GHz. Además Apple asegura «el Apple Watch no se conectará a redes Wi-Fi ni a redes públicas a 5 GHz que requieran inicios de sesión, suscripciones o perfiles».

¿Y por bluetooth? Según expertos consultados por este periódico «es complicado». «El bluetooth tiene un alcance de entre 10 y 15 metros sin obstáculos», añade Josep Albors, responsable de Investigación y Concienciación de ESET. Ahora queda la pregunta: ¿hackearon desde fuera el Apple Watch del periodista saudí para vigilar en tiempo real lo que ocurría dentro del consulado saudí?

Más información:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos