SUR Ronda

El rondeño que conquistó las islas Batanes

José Vasco y Vargas. /A. MELGAR, BIBLIOTECA DE LA SERRANÍA DE RONDA
José Vasco y Vargas. / A. MELGAR, BIBLIOTECA DE LA SERRANÍA DE RONDA

El militar José Vasco y Vargas nació en la calle Armiñán y fue nombrado gobernador y capitán general de las Filipinas

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

La historia de las Batanes, un conjunto de diez pequeñas islas situadas al norte de las Filipinas, con una extensión de 230 kilómetros cuadrados, está estrechamente ligada a la de Ronda. Y es que fue un rondeño, José Vasco y Vargas, el que conquistó este territorio, de ahí que la capital de esta provincia insular sea Basco, en la isla de Batán, una de las más pobladas en la actualidad.

Según ha explicado Aurora Melgar, historiadora responsable de la Biblioteca de la Serranía de Ronda (http://www.bibliotecadelaserrania.com/), el militar nació el 30 de mayo de 1731 en una casa situada en la plazuela de Vasco, hoy en día, la calle Armiñán. Hijo de Francisco Manuel Vasco y Valderrama y Josefa Vargas y Ribera, siguió la tradición familiar militar ingresando en la Armada Real, donde realizó diversos servicios a la corona en el Mediterráneo y en la guerra de los Siete años, ha indicado Melgar. El linaje de los Vasco estaba vinculado a la Real Maestranza.

Fue nombrado en 1776, por parte del Ministro de Indias, el malagueño José de Gálvez, por orden del Rey Carlos III, Gobernador y Capitán General de las Islas Filipinas, a las que se trasladó en 1778. «Implantó reformas como el fomento de la agricultura y manufacturas, la mejora de la educación, el establecimiento de monopolios, como el del tabaco y los naipes, las reparaciones de infraestructuras como las fortificaciones de Manila y otros puntos estratégicos como Mindanao y la creación de la Sociedad Económica de Amigos del País de Manila», ha relatado esta historiadora.

Las élites indianas locales se oponían a todas esas reformas ilustradas impulsadas por él, quejándose ante la Corona del nombramiento como Gobernador del rondeño que «solo era Teniente de Navío». Las quejas consiguieron el efecto contrario, que fuera ascendido a Capitán de Navío, y por tanto, salir reforzado de este enfrentamiento. Se le calificaba como «activo e inteligente, celoso del bien común y magnánimo hacia sus enemigos... de gran sabiduría y elevadas dotes para el gobierno«, ha expresado Melgar, en base la obra 'Historia de los padres dominicos de las Islas Filipinas', de Juan Ferrando.

En mayo de 1783, Vasco y Vargas realizó una expedición misionera a las Batanes, y poco más tarde, las conquistó, por lo que el territorio quedó incorporado a la corona española ese mismo año. «Los nativos decidieron llamar a la capital de las islas Batanes Vasco (o Basco) en honor al conquistador rondeño que recibió, por parte del rey Carlos IV, el título de Conde de la Conquista de las islas Batanes», ha terminado Melgar, al tiempo que ha citado, para profundizar en el conocimiento de esta figura, un artículo de la Revista Takurunna, número 2, de 2012, de la Editorial La Serranía, titulado 'El rondeño Don José Vasco y Vargas. Un militar ilustrado en la segunda mitad del siglo XVIII', de Serafín Becerra y David Cuevas.

Por último, indicar que en la sede del actual Museo Lara se pueden observar un escudo heráldico de los Vasco y también una placa que recuerda la conquista de las islas Batanes por parte de este militar rondeño.

Temas

Ronda