Antiguos milicianos del campamento de Montejaque se reencuentran en Ronda

Ayer visitaron la ciudad del Tajo y hoy participarán en la jura de Bandera prevista en el cuartel de la Legión. /Vanessa Melgar
Ayer visitaron la ciudad del Tajo y hoy participarán en la jura de Bandera prevista en el cuartel de la Legión. / Vanessa Melgar

Medio siglo después regresan al actual cuartel de la Legión, en cuyas instalaciones realizaron el servicio militar en los veranos de 1969 y 1970

VANESSA MELGAR

Ha pasado, ni más ni menos, que medio siglo, cincuenta años tras los que parece que solo imperan los buenos momentos y aunque las evidencias del paso del tiempo son innegables, para Filiberto López-Quiñones y sus compañeros, casi no importan. «Está siendo un reencuentro muy bonito, parece que estamos como cuando nos despedíamos en la puerta del campamento...», dijo este ex miliciano universitario que ayer se reencontró en Ronda con muchos de sus compañeros. Se acogieron a esta fórmula que permitía a los estudiantes universitarios realizar el servicio militar obligatorio, compaginarlo con su formación académica, mediante campamentos que se llevaban a cabo en verano. Este malagueño, economista de profesión, participó en el campamento que se ubicaba en el Acuartelamiento de Montejaque, actual sede de la Legión en Ronda. A estas instalaciones volverá, con casi cien personas, hoy, cuando se lleve a cabo, a partir de las 12.00 horas, una jura de Bandera en la participarán casi 800 personas.

Entre ellas, estarán estos antiguos milicianos universitarios que renovarán su compromiso con España, ya que se cumplen 50 años desde su primera jura, el 16 de junio de 1969. Se trata de la promoción 1969-1 970, ya que las milicias se realizaban en dos veranos. Éstas se crearon en 1942 y se mantuvieron hasta 2001, cuando la mili dejó de ser obligatoria.

«Se hacían para no dejar los estudios, no perdíamos cursos y en el segundo verano, unos salíamos de alférez y otros de sargento. Cuando acabó el segundo campamento, cada uno volvimos a nuestros lugares de origen para terminar nuestras carreras y muchos no nos hemos vuelto a ver hasta hoy», comentó López-Quiñones.

Así, desde ayer, Ronda acoge el encuentro de estos ya ex milicianos universitarios, después de varios meses en los que se puso en marcha la iniciativa para localizar al máximo número posible de éstos. «Tras nueve meses de parto, hemos conseguido localizar al 80%», dijo este malagueño, muy ilusionado. La mayoría proceden de Andalucía, pero también de otros puntos de España.

Compañerismo

Además, a dicho grupo, de Artillería, se ha sumado otro, de Sevilla, de Caballería, entre cuyos integrantes figura el ex presidente de la Junta de Andalucía, José Rodríguez de la Borbolla, que ayer también se mostró muy ilusionado con el encuentro. «Estaban en Caballería, pero estábamos todos juntos», manifestó López-Quiñones, que quiso destacar la implicación de Gerardo Mora, entre otros. «Estamos recordando los buenos momentos», dijeron y destacaron de aquella época de su vida el compañerismo.

Este grupo, que renovarán su compromiso con España este sábado, junto con familiares, amigos y otros compañeros, además entregará una placa al actual Coronel del Tercio Alejandro Farnesio 4º de la Legión en Ronda, Francisco García-Almenta, al que también agradecieron des su colaboración.

«La intención es seguir manteniendo el contacto, la iniciativa ha tenido buena acogida», manifestó López-Quiñones, que guarda un gran cariño hacia su experiencia en Ronda, como sus compañeros.