El laberinto político de Ronda

Sin mayoría absoluta desde 1999, la ciudad del Tajo se caracteriza por la fragmentación del voto/SUR
Sin mayoría absoluta desde 1999, la ciudad del Tajo se caracteriza por la fragmentación del voto / SUR

La desaparición del PA, hoy socio de gobierno; la incógnita de las siglas por las que se presentará Isabel Barriga y una posible coalición de izquierdas, claves de las Municipales

MARÍA GARCÍARonda

Menos de un año, concretamente ocho meses son los que nos separan de los próximos comicios electorales en los que se elegirán a las personas que conformarán la nueva Corporación Municipal en la Ciudad del Tajo. Una cita electoral para la que aún quedan muchos flecos que cortar y muchas incógnitas por despejar. Aquí van algunas claves.

En primer lugar, encontramos al Partido Socialista que en Ronda se encuentra dividido en dos bandos claros. De un lado, los que apoyan a la actual alcaldesa, Teresa Valdenebro, y del otro, los que van con la secretaria local, Isabel Aguilera, quien también ocupó el sillón de la alcaldía en 2004, hasta que fue desbancada por una moción de censura. Y es que hay que recordar, que ambas se iban a enfrentar en unas primarias para decidir quien sería la cabeza de lista en mayo de 2019. Sin embargo, finalmente, la regidora se retiró de las mismas denunciando irregularidades en el proceso. De esta manera, automáticamente, y sin respuesta a Valdenebro de los órganos superiores del partido, se designó a Aguilera candidata. La secretaria rondeña cuenta además con el respaldo del PSOE provincial y es que Ruiz Espejo dejó claro hace unos días que «el proceso de elección determinó a la candidata que es Isabel Aguilera». Aún así, la actual alcaldesa no tira la toalla y en conversaciones con SUR ha manifestado que «precisamente por el respeto a las normas del partido que damos los mismos militantes, los compañeros de Ronda que respetamos las mismas, seguimos sin renunciar a absolutamente nada».

Marín Lara desvela que no se presentará 'Por mi pueblo': «Encabezaré Alianza Por Ronda»

Una situación extraordinaria la del PSOE en Ronda que se extiende también, aunque en diferentes términos, a sus actuales socios de gobierno: Partido Andalucista e Izquierda Unida. En el PA, extinto prácticamente desde las últimas elecciones municipales, habrá que ver el rumbo que toman sus actuales concejales. Todas las posibilidades están abiertas, desde no volver a presentarse hasta hacerlo bajo otras siglas. La número uno andalucista, Isabel Barriga, confiesa a este periódico que «aún no tengo decidido mi futuro político». A pesar de ello, Barriga sí ha asegurado que está preparada para ser alcaldesa «porque podría hacer cosas que los rondeños están esperando desde hace mucho tiempo, yo puedo ser esa alcaldesa que necesita está ciudad, porque tengo iniciativa, pero tengo los pies en el suelo, porque conozco la legalidad y sé seguir los caminos necesarios para conseguir, siendo alcaldesa, lo que necesitamos». Eso sí, para ver a la actual primera teniente de alcaldía en las municipales «tendrá que haber un proyecto tan ilusionante y tan bueno para Ronda que me vuelva a ilusionar».

Por su parte, Izquierda Unida aún no sabe si tendrá que acudir a los comicios en coalición con Podemos, como pasará en Andalucía, o no. Su portavoz, Álvaro Carreño, se ha mostrado abierto «a cualquier coalición de izquierdas que venga a aportar y sumar en Ronda». A pesar de ello, Carreño ha asegurado que de no ser así, y si la militancia así lo requiere, «estaría dispuesto a volver a encabezar la lista de Izquierda Unida en Ronda».

Barriga no tiene claro su futuro: «Tendrá que haber un proyecto bueno para Ronda que me vuelva a ilusionar»

Si nos vamos a la oposición, no menos interesante se plantea su situación. Antonio María Marín Lara, líder de Alianza Por Ronda, y el que desbancó a Isabel Aguilera de su sillón en la alcaldía cuando era líder del Partido Andalucista con una moción de censura apoyada por Partido Popular y GIL, se ha dejado querer por el partido independiente Por mi pueblo, que nació en los pasados comicios en la Axarquía. Sin embargo, Marín Lara descarta esta opción al confirmar a SUR que «encabezaré Alianza Por Ronda». Lo que no ha descartado es que Por mi Pueblo se implante en la comarca y que se hayan mantenido contactos «para hablar de futuras ideas». Así, Marín Lara intentará ser alcalde bajo su tercera sigla, ya que aunque en 2004 arrebató el poder al PSOE con el PA, cinco años después se integró en la formación socialista junto con otros ediles andalucistas. En 2011 perdió la alcaldía, a pesar de haber ganado las elecciones con el PSOE, tras un pacto entre PP y PA. Tras ello, pasó a liderar APR en 2015.

Por último, el Partido Popular es el que llegará a 2019 con mayor normalidad. Su candidata volverá a ser María de la Paz Fernández, también exalcaldesa. Eso sí, no por ello el PP está exento de polémica. Nardi Crespo, el concejal, entonces popular, que tuvo que dimitir por unos insultos realizados en las redes sociales, ahora se ha pasado a Ciudadanos, donde también se encuentra otra cara conocida: Sergio Sedeño, quien ocupó el número 5 en la última lista del Partido Andalucista. Y aunque desde la formación naranja, su portavoz, Francisco Orozco, haya explicado que «nuestro partido no designará a los candidatos hasta enero», quién sabe si será uno de los dos el que encabece la primera lista con la que Cs se presente por primera vez en Ronda, ya que no estuvieron en los pasados comicios, y se enfrente, con la máxima responsabilidad, a sus anteriores compañeros de partido.

Un laberinto de siglas y de opciones para una ciudad sin mayoría absoluta desde 1999. Desde aquel mandato, en el que el socialista Juan Fraile consiguió 11 de los 21 concejales posibles, se han sucedido los gobiernos de coalición y en minoría.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos