Alhaurín de la Torre y Las Canteras firman un convenio para restaurar 25 piezas arqueológicas

Algunos de los restos hallados en el Cortijo del Almendral./SUR
Algunos de los restos hallados en el Cortijo del Almendral. / SUR

En su mayor parte corresponden al hallazgo del Cortijo del Almendral y se expondrán en un espacio museístico tras ser reparadas

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

La Concejalía de Patrimonio Histórico-Artístico del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre y La Fundación Social y Medioambiental Las Canteras anunciaron ayer la firma de un importante convenio para ejecutar la restauración de unas 25 piezas arqueológicas recogidas de distintos yacimientos del municipio, fundamentalmente de los restos encontrados recientemente en el Cortijo del Almendral.

Mediante la firma de este convenio, la fundación realizará una aportación que se destinará a sufragar un presupuesto de algo más de 9.100 euros para restaurar estos restos, que posteriormente serán exhibidos en un espacio museístico como recurso didáctico y «con la finalidad de difundir la riqueza arqueológica e histórica de Alhaurín de la Torre», según explicaron ambas entidades en un comunicado conjunto.

Reciente excavación

La mayor parte de los restos se corresponden con los resultados del descubrimiento en la reciente excavación financiada por el Ayuntamiento en el Cortijo del Almendral, de donde afloraron a la luz los restos de un antiguo poblamiento de época nazarí, fechado a finales del siglo XIII o principios del siglo XIV. Entre los restos se encuentran varias vasijas de cerámica, puntas de flecha de hierro, bases de lámparas o lucernarios y una inusual muela humana, además de un hacha pulimentada de la Prehistoria Tardía, que se remonta según los análisis actuales a tiempos anteriores al gran poblado musulmán.

A lo largo de la superficie del yacimiento, de una amplia extensión, se encontró además una capa de ceniza que cubría los restos, hallazgo que hace pensar que pudo sufrir un incendio resultado de algún tipo de contienda o conflicto. Este supuesto reforzaría la hipótesis que manejaban los investigadores de que se trataba de una rábita o ribat, que cumplía las funciones de fortaleza, puesto de vigilancia y monasterio donde se practicaba la guerra santa en una zona presuntamente fronteriza. En esta época las luchas eran habituales; de ahí su ubicación estratégica, desde donde se puede divisar buena parte de la Bahía de Málaga y del Valle del Guadalhorce.

La intención es, según informaron desde la fundación y el Ayuntamiento, que todos los vecinos de Alhaurín de la Torre y los visitantes «puedan admirar las piezas tras ser restauradas en una sala especial, que el Ayuntamiento tiene previsto reformar como museo histórico dedicado a Alhaurín de la Torre en las dependencias de la antigua Hemeroteca del Centro Cultural Vicente Aleixandre». De momento, no se han ofrecido plazos para la ejecución de la restauración ni para su exposición.

Línea de trabajo

Esta colaboración forma parte de la línea de trabajo de la Fundación Las Canteras, constituida a través de los avales de las empresas que realizaron labores en la sierra de la localidad y que preside el alcalde Joaquín Villanova para fomentar la difusión cultural en Alhaurín de la Torre. El convenio fue rubricado durante un acto celebrado este lunes por la concejala de Patrimonio Histórico-Artístico, Marina Bravo, y el gerente de la Fundación, Luis Bravo.