Alhaurín el Grande inicia los trámites para cambiar el nombre de Villafranco del Guadalhorce mediante consulta popular

Plaza Mayor de Villafranco del Guadalhorce. /SUR
Plaza Mayor de Villafranco del Guadalhorce. / SUR

El Ayuntamiento creará una comisión para coordinar el proceso y abordar otros puntos sin cumplir de la Ley de Memoria Histórica

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Villafranco del Guadalhorce es el último municipio de Andalucía que mantiene un nombre vinculado a la dictadura de Francisco Franco. Esta pedanía de Alhaurín el Grande fue el centro de la polémica en torno a la Ley de Memoria Histórica y Democrática de la comunidad autónoma cuando el abogado Eduardo Sanz denunció a la alcaldesa Toñi Ledesma hace casi un año, por negarse a cambiar el título del núcleo urbano (algo que la regidora negó y niega hasta la fecha). Ahora, tras el último pleno municipal celebrado el pasado lunes, el Ayuntamiento ha iniciado los trámites para que se modifique la denominación de Villafranco, mediante una consulta popular.

La propuesta, recogida en una moción de Alternativa Socialista Alhaurina (Asalh), fue aprobada por todos los representantes municipales y ya ha entrado en vigor, por lo que los primeros trámites se están llevando a cabo según lo previsto.

La moción del grupo alternativo contempla, entre otras cosas, la retirada de símbolos franquistas que aún permanecen en nuestro municipio como la placa de mármol en honor a José Antonio Primo de Rivera en la fachada de la Parroquia de la Encarnación o las placas del sindicato vertical en las viviendas de la barriada de San Isidro o en la calle Mirasierra. La propuesta aprobada también prevé la creación de una comisión local, compuesta por representantes políticos municipales y asociaciones locales, que se encargará de censar y retirar los símbolos franquistas aún existentes en Alhaurín el Grande. Este grupo también será el encargado de proponer nuevos nombres para la pedanía de Villafranco del Guadalhorce. Las opciones propuestas serán sometidas más adelante a consulta popular y les corresponderá a los vecinos del municipio elegir en conjunto la denominación de su pedanía.

Un nombre «chocante»

En el plano político, el grupo de Izquierda Unida ha liderado en varias ocasiones diferentes iniciativas para modificar el nombre del núcleo urbano, pero ha sido Asalh la formación que ha conseguido el consenso del pleno. En palabras de la concejala de la alternativa de izquierdas, Francisca González, esta moción no tiene «más sentido ni objetivo que el cumplimiento de la Ley». Para la edil esta moción aporta «el justo deber de memoria a las víctimas del franquismo y a sus familia» y añadió que «Villafranco del Guadalhorce no puede permitirse ser el único núcleo urbano de Andalucía que aún conserva el nombre del dictador. Pues además de chocante, resulta una falta de respeto y sensibilidad con las miles de víctimas del franquismo».

González matizó en su valoración de la entrada en vigor de la moción que este tema debe tratarse «con sosiego, diálogo y desde el respeto» para evitar «malentendidos, confusiones y tensiones innecesarias». Además, recordó que, «más allá del debido respeto a las víctimas de la dictadura», el Ayuntamiento de Alhaurín el Grande se enfrenta a sanciones y a pérdidas de subvenciones de la Junta de Andalucía si sigue incumpliendo la Ley de Memoria Histórica.

 

Fotos

Vídeos