Fallecen los dos ocupantes de una avioneta tras estrellarse en Ronda

La avioneta siniestrada/
La avioneta siniestrada

Las víctimas, que resultaron calcinadas, querían realizar un vuelo de ocio en la víspera de Nochebuena desde Villamartín hasta la ciudad del Tajo

VANESSA MELGAR

La Navidad se tiñó ayer de negro en Ronda y en la comarca natural que se extiende por los límites de las provincias de Sevilla y Cádiz. Ayer, ya caída la tarde, fueron encontrados los dos cuerpos sin vida de dos vecinos de Ronda. Eran aficionados al vuelo y murieron tras estrellarse la avioneta en la que viajaban. Al parecer, el aparato habría chocado con un árbol, con una encina, indicaron fuentes de la investigación.

Los desgraciados hechos tuvieron lugar en el término municipal de la ciudad del Tajo, concretamente, en la pedanía de Puerto Saúco, un pequeño núcleo de población dependiente de Ronda y próximo al famoso yacimiento arqueológico de Acinipo y al municipio de Montecorto. Se trata de una zona de especial belleza natural, apreciada por los amantes del vuelo, en la que estos dos rondeños encontraron, por desgracia, la muerte.

Sus propios familiares explicaron que habían salido con el propósito de realizar un vuelo de ocio con inicio en la localidad gaditana de Villamartín, donde en un hangar mantenían el pequeño avión. Salieron en la mañana de Nochebuena con el objetivo de alcanzar Ronda a tiempo para pasar con sus familiares la velada.

Una de las víctimas era médico forense y trabajaba en el Instituto de Medicina Legal de Granada y, con anterioridad, también había formado parte de la plantilla del mismo organismo en Jaén. El otro fallecido contaría con formación en materia de aviación, aunque este periódico no ha podido confirmar este extremo. Igualmente, ambos mantenían relación familiar entre ellos.

«Desde aquí quiero hacer un llamamiento a todos los que vivís en la zona de Algodonales, Olvera y Grazalema. En la mañana de ayer (por el jueves), dos familiares míos salieron en una avioneta dirección Ronda y no tenemos noticias. Estamos perdidos y no sabemos qué hacer, si alguien vio algo extraño o tiene alguna pista por favor dirigíos al 112», escribió un familiar en su perfil de Facebook para pedir la colaboración ciudadana. La llamada, al parecer, dio sus frutos puesto que un cazador informó que vio humo en la zona en la que finalmente fueron hallados los restos de la avioneta, totalmente calcinados, con los dos ocupantes en el interior. Al cierre de este periódico, aún no se había procedido al levantamiento de los cadáveres.

La zona fue peinada por familiares y por la Guardia Civil tras la pista recibida, a la que se sumaron testimonios de personas, vía Internet, que avistaron la avioneta cuya fotografía fue distribuida en redes sociales por los familiares que fueron los que se toparon con la desgarradora escena. Finalmente, la Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación.

Desde el servicio Emergencias 112 Andalucía, añadieron que en la búsqueda de los pilotos y de la avioneta, que se inició en Nochebuena, ha participado un amplio dispositivo formado por el Centro de Coordinación y Rescate, Guardia Civil, Policía Local, agentes de la consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y familiares. El accidente conmocionado a Ronda y a su comarca natural; así como a aficionados al vuelo de la zona, que desde ayer están de luto en plenas Navidades.