Detienen a dos hermanos acusados de la muerte de un hombre al que dispararon en Antequera

El cadáver fue hallado en un camino junto al cortijo de la foto../
El cadáver fue hallado en un camino junto al cortijo de la foto..

La policía maneja como posible móvil del suceso una reyerta previa en la que se vio implicada la víctima, un vecino de Archidona que trabajaba en una finca de la zona

JUAN CANOMálaga

En menos de 48 horas, la Policía Nacional ha esclarecido la muerte de un hombre de 37 años, natural de Archidona, cuyo cadáver fue hallado el domingo por la mañana con un disparo en una pierna y diversas contusiones en un cortijo de la Vega de Antequera. Los agentes que llevan el caso, que se da ya por resuelto a falta sólo de algunos flecos, detuvieron ayer a dos hermanos por su presunta implicación en los hechos, según confirmaron a este periódico las distintas fuentes consultadas.

La investigación arrancó a las 8.10 horas, cuando una persona telefoneó al sistema de emergencias 112-Andalucía para informar del hallazgo del cuerpo de la víctima. Según el ciudadano que avisó, parecía estar muerta. Los servicios sanitarios sólo pudieron certificar el fallecimiento del hombre, que yacía en un camino situado a la altura del kilómetro 8 de la carretera que comunica con Córdoba, en la zona del Caserío San Benito, en el triángulo entre el término municipal de Antequera y las localidades de Alameda y Villanueva de Algaidas.

Los policías que se desplazaron al lugar de los hechos comprobaron que el finado presentaba una herida por arma de fuego en una pierna. No hallaron ni rastro de la escopeta con la que al parecer le dispararon, pero sí varios cartuchos en el escenario de un suceso que tenía todos los visos de un crimen.

Los agentes empezaron por identificar a la víctima, que resultó ser un trabajador de una finca cercana. De hecho, residía en una casa ubicada dentro de uno de los cortijos de la zona, que fue inspeccionada por los investigadores y que, según las fuentes consultadas, había sido violentada, lo que sugeriría que el ataque pudo comenzar en la vivienda. Al parecer, el hombre presentaba contusiones en la cabeza que apuntan a que habría recibido varios golpes. Tenía una hija de 16 años.

Varios autores

Desde el primer momento, la policía manejó como principal hipótesis que la víctima había sido agredida por más de una persona, como informó ayer por la mañana el subdelegado del Gobierno, Miguel Briones. «Nada apunta a que fuese ni mucho menos un suicidio, al parecer pueden ser varios los autores», dijo.

Mientras el representante del Ejecutivo en Málaga hacía estas declaraciones durante un acto en Marbella, los agentes arrestaban al primero de los sospechosos en otra localidad de la comarca antequerana, según confirmaron fuentes cercanas a la investigación, que dirige el Juzgado de Instrucción número 3 de la ciudad del Torcal. Horas después, fue detenido su hermano. La Policía Nacional trata también de determinar el móvil de la agresión, aunque todo apunta a una venganza derivada de una reyerta anterior en la que la víctima se había visto implicada.