La solidaridad se viene a casa

Luis Fonsi, el homenajeado de esta edición de la Global Gift, saluda afectuosamente a Adrián Martín./Josele-Lanza -
Luis Fonsi, el homenajeado de esta edición de la Global Gift, saluda afectuosamente a Adrián Martín. / Josele-Lanza -

La gala Global Gift celebra en Marbella su séptima edición. Los beneficios de este año irán destinados a financiar el nuevo centro de la fundación

ADRIÁN MEDINA

Arranca un año más el verano de las galas y el altruismo en Marbella con la celebración del Fin de Semana Filantrópico de la Global Gift. Tras la fiesta del sábado en Playa Padre, ayer tuvo lugar el plato fuerte, la gala propiamente dicha, con su tradicional cena benéfica.

Por la alfombra roja dispuesta en el hotel Meliá Don Pepe, escenario habitual de esta gala, fueron desfilando a lo largo de la noche todos sus protagonistas. Destacó Chenoa, embajadora desde hace varios años de la Global Gift, que acudió con un brillante vestido plateado con escote en 'V' y corte a la altura de la cadera. María Bravo, la orquestadora de estas galas, optó por un vestido azul oscuro más sencillo.

Lorena Bernal repite este año como presentadora. La modelo y actriz lució un vestido amarillo que realzaba el moreno de su piel.Junto a ella estuvo una nueva incorporación a la familia Global Gift, Enjy Kiwan, presentadora egipcia con una dilatada experiencia frente a los micrófonos en todo tipo de eventos de Oriente Medio. Ella lució uno de los 'looks' más originales de la noche, con un colorido vestido de estampados geométricos y una abertura recta en las piernas.

La gran ausente de la noche fue Eva Longoria, que no pudo asistir al evento de este año por su reciente parto

La gran ausente de la gala fue, sin duda, Eva Longoria. La actriz tejana faltó a su cita con la Global Gift por primera vez desde que es anfitriona del evento en Marbella, pero fue por una buena razón: hace poco más de un mes que dio a luz a su primer hijo. Ni el pequeño Santiago ni la mamá están aún en condiciones de afrontar un vuelo desde Los Ángeles.

Entre el vestuario masculino hubo pocas novedades. Los trajes oscuros fueron la norma general. Solo despuntó December Bueno, uno de los cantantes de la noche, que llevó una chaqueta azul con bordados dorados y su característico sombrero.

Los invitados cenaron con la música de Gary Dourdan, Niña Pastori, DescemerBueno, Dama y James Arthur

Uno de los nombres imprescindibles fue el de Luis Fonsi, el homenajeado de esta gala. El autor del hit 'Despacito' recibió el premio 'Global Gift Philantropist Award' de las manos de María Bravo en reconocimiento a su labor solidaria en distintos escenarios del mundo, incluyendo una labor conjunta de ambos para dotar de medios básicos a un orfanato en Vietnam. Junto a él acudió su pareja, la modelo Águeda López, que acompañó su vestido negro de cola y transparencias con una llamativa diadema de flores rojas. Ambos se mostraron orgullosos de poder participar en esta gala benéfica como «global gifters».

Dos platos con Estrella Michelín

Gamba de Palamós marinada
Servida con alioli de tinta y emulsión de acelgas. Obra del chef José Carlos Fuentes, del restaurante catalán Club Allard. Dos estrellas Michelín
Ravioli de waygu
Con anguila glaseada, ostra yoadada, raifort y caivar. Preparado por el chef italiano Paolo Casagrande. Trabaja en el restaurante madrileño Lasarte, con tres estrellas Michelín.

Pero sin duda el protagonista del evento fue Adrián Martín. El veleño, con su gracia natural y sus dotes para el canto ha conseguido conquistar incluso a Eva Longoria y a Águeda López, de cuya mano no se soltó mientras les hacían fotos juntos. El pequeño cantante se plantó ante los fotógrafos con un auténtico grito de guerra.

Parte de los ingresos de esta edición irán destinados a sufragar la Casa Global Gift en Marbella, un centro multifuncional para tratamientos infantiles. Situado en la la actual Casa La Panocha, que se encuentra en estado de rehabilitación, el centro acogerá a distintas asociaciones marbellíes sin sede, y las dotará de equipos a la última tecnología.Los participantes de la gala acudieron ayer por la mañana a ver los avances en las obras, cuyo fin está previsto para final de año.

Los asistentes disfrutaron de una cena de lujo, preparada por un elenco de cocineros con hasta dos y tres estrellas Michelín. Nada se deja al azar en un evento en el que el cubierto más barato son 500 euros. Los platos principales llevaron el sello de Paolo Casagrande, del restaurante madrileño Lasarte, y José Carlos Fuentes, del Club Allard. El tercero, una costilla de Black Angus, vino de la mano del chef ejecutivo del Gran Meliá Don Pepe y organizador de la cena, Víctor Carracedo, mientras que el borrachito de Málaga que se sirvió de postre venía del restaurante marbellíMessina y su cocinero, Mauricio Giovanini.

La cena estuvo acompañada por las actuaciones de Gary Dourdan, conocido actor de 'CSI', el cantante James Arthur, Niña Pastori, el múltiple premiado Descemer Bueno y la española Dama, que hicieron las delicias de los participantes de esta noche filantrópica en la Costa.

La cantante Niña Pastori y su pareja, Chaboli. Chenoa, embajadora de la gala. El actor Gary Dourdan. / Jorge Rey | Josele-Lanza

 

Fotos

Vídeos