Manolo Rincón empatiza con la moda en un homenaje a Manuel Alcántara

Rincón y Lola Alcántara, en las instalaciones de Symphorine./Salvador Salas
Rincón y Lola Alcántara, en las instalaciones de Symphorine. / Salvador Salas

Su nueva colección es un canto al poeta y articulista, quien fue amigo del empresario torreño

SANDRA MIRASMÁLAGA

El escaparate de Symphorine y los alrededores estaban preparados y dispuestos para la presentación de la primera colección de ropa de Manolo Rincón. Un público expectante se reunía ante un escaparate que abrigaba como un tesoro la 'Empatía' del artista. Y eso es lo que quiere transmitir Rincón con esta colección: empatía. «Es lo que necesitamos», indicó el empresario. Con esta colección y con ese nombre quiere homenajear a quien fue su amigo, el poeta y articulista Manuel Alcántara, fallecido el pasado mes de abril. «Él me transmitió esa idea», expresó emocionado Rincón.

La presentación de la colección se realizó a través de una performance basada en las figuras cervantinas de Quijote y Sancho. La elección de estos personajes no se hizo a la ligera, pese a que la idea surgió en tan solo 10 días. «Mientras que uno ve a Dulcinea, otro solo ve ropa», comentó Salvador Gutiérrez, escritor y director de la exhibición. Esta es la idea que el autor de la colección quería reflejar. Una disputa quijotesca a la que solo Manuel Alcántara podría poner cordura y llegar a que ambas partes estuvieran de acuerdo. Una metáfora entre lo que significa la palabra 'alcántara' ('puente' en árabe) y lo que supuso la figura del poeta para Rincón. Un puente para la conciliación.

Así, la ropa puede ser Dulcinea y ropa a la vez. Y es que «mi Dulcinea es la colección», aseguró Rincón. Pero esta colección es algo más. El empresario vio en este proyecto una forma de seguir beneficiando al deporte, ya que con ella colabora con la Fundación Manuel Rincón Béjar.

El artista está vinculado al mundo del deporte. Puesto que la idea empezó a tomar forma tras diseñar la equipación del Rincón Fertilidad de Málaga, un equipo de balonmano femenino. Sin embargo, gracias a un viaje a Berlín con el Unicaja, donde llevó unas corbatas diseñadas por él, terminó por afianzarse. Por eso, para arroparlo en esta nueva etapa, se congregaron en Symphorine personajes del mundo del baloncesto y representantes del Unicaja.