PRESUMAMOS DE MALAGUEÑO

Juan Manuel Pascual con 
Sergio Corral, el pasado jueves.  s. salas/
Juan Manuel Pascual con Sergio Corral, el pasado jueves. s. salas

El doctor Juan Manuel Pascual puede entrar en la historia con el experimento que va a dirigir en Dallas: mantener vivo un cerebro fuera del cuerpo humano para buscar soluciones para el alzhéimer y las epilepsias.-El fenómeno del ciclo de conferencias Ciencia y Salud: ¿quién dijo que la ciencia no interesa?-Fin a los actos del centenario de San Agustín y el cincuentenario de Los Olivos.-Las Dunas rompe el 'bajío' de Jürgen Klopp.

PEDRO LUIS GÓMEZ

El Foro Ciencia y Salud, organizado por Fundación Unicaja y SUR, y no es 'pasión de padre', ojo, se está convirtiendo en un éxito sin precedentes tanto por la importancia de ponentes y ponencias así como por la expectación que genera cada conferencia. Se rompe así un falso mito, que de siempre hubo 'fake news', pero sin anglicismos, de que los temas científicos no interesan al gran público. Para la conferencia del viernes del doctor Juan Manuel Pascual, uno de esos malagueños que llevan a su tierra por bandera y la prestigian a la vez, y del que hay que presumir, hubo que habilitar en zonas contiguos al salón donde se desarrolló la misma. Y es que el lleno fue tal que la gente que no pudo acceder a la sala siguió su intervención, que fue magnífica, a través de pantallas de televisión. El doctor Pascual dio pistas del gran experimento investigador que va a dirigir en la Universidad de Texas Southwestern Medical Center y que puede ser clave para luchar contra el alzhéimer y las epilepsias. Ese es el reto del gran proyecto científico que va a desarrollar el insigne médico e investigador malagueño, que, sin duda alguna, entrará en la historia si consigue ser el primer científico que logre mantener con vida un cerebro fuera del cuerpo humano, lo que es un reto que jamás ha alcanzado la ciencia.

Para este proyecto, Juan Manuel Pascual va a tener una importante colaboración de diversas entidades y empresas estadounidenses y españolas, ya que el mismo se realizará en los centros en los que trabaja en la Universidad de Texas, donde es doble catedrático y está al frente de cuatro hospitales. Especialista en neurología pediátrica, aunque su campo de actuación abarca otras importantes ramas, acaba de publicar hace un mes un trabajo excepcional sobre la epilepsia en la prestigiosa revista científica 'Science', algo que está al alcance de muy pocos. Durante este fin de semana, el doctor Pascual ha venido a Málaga con su esposa, Albertina Cisneros, y su hija, para visitar a su madre y para dar la conferencia de citado foro en la Sala Fundación Unicaja. «¿Sólo somos un montón de moléculas?» fue el tema que desarrolló el médico e investigador malagueño, que suena con fuerza para los más importantes premios de la investigación médica mundial y que ha sido propuesto para la Medalla de Andalucía de 2020, uno de los pocos galardones que le quedan por conseguir. Esperemos que su propia tierra no sea la última en reconocerle a este malagueño su enorme mérito e importancia en el ámbito de la investigación neurológica internacional.

Los actos del Centenario de Enseñanza Agustina en Málaga y el cincuentenario del colegio Los Olivos finalizaron ayer tarde con una santa misa de acción de gracias en la catedral, que fue concelebrada por el obispo de la diócesis, monseñor Jesús Catalá. La efemérides se han venido celebrando desde junio del pasado año, y a lo largo de estos doce meses han sido numerosos los actos sociales, culturales, pedagógicos y recreativos que se han desarrollado, participando en ellos miles de alumnos y antiguos alumnos. En esta misma semana, por ejemplo, se ha desarrollado uno de los más entrañables: los profesores jubilados del colegio Los Olivos fueron invitados a pasar un día muy especial de convivencia con docentes y alumnos en el que durante años fue su centro de trabajo, y volvieron a las aulas donde impartieron clases magistrales que emocionaron a todos. Fue un precioso detalle de la comunidad y de la dirección del colegio agustiniano, uno de los más importante de Andalucía, y que en su día fue un revulsivo al romper las normas más obsoletas de la enseñanza clásica en la Málaga de los años 60 del pasado siglo. Los profesores jubilados, ni que decir tiene, lo pasaron en grande, como refería Manuel Delvox, uno de los históricos de Los Olivos, «ha sido como si tuviésemos 30 años menos». Y en el ambiente un recuerdo sincero para tantos y tantos profesores que hicieron historia en el colegio ubicado en El Atabal, como el padre Andrés Llordén, Agustín Clavijo, Antonio Muñoz, Eduardo Meneses, Isidro Álvarez, Manuel Sánchez Benedito, Paco Acedo, y tantos otros que ya no están entre nosotros. Un gran colegio para una gran ciudad. La simbiosis de Málaga con los agustinos se puede analizar de forma contundente en el excepcional libro que la Asociación de Antiguos Alumnos, presidida por el astrofísico e investigador malacitano Alberto Castro-Tirado, ha editado con motivo de esta efemérides y que en breve lanzará su segunda edición.

Una pesada losa de encima se quitó el pasado día 1 en Madrid el entrenador alemán Jürgen Kloop. El máximo responsable técnico del Liverpool había disputado siete finales en su carrera antes del Wanda Metropolitano, dos de ellas de la Champions League. A la octava fue la vencida. El Liverpool se proclamó campeón al derrotar al Tottenham. El alemán rompió su maleficio, y quizás por ello, al finalizar el encuentro rompió a llorar... Pero el verdadero talismán para el equipo inglés, lo quele dio suerte, como reconoció el propio entrenador, que cree en esas cosas a pie juntillas, fue su concentración para preparar el partido en Las Dunas, en Estepona, en plena Costa del Sol, que ayudó según él mismo a romper el 'bajío', que ya pesaba como una losa sobre Jürgen Klopp, cuyo nombre está 'grabado a fuego' en el ADN malaguista, y del que espero nos vengaremos algún día (era el técnico del Borussia en la infame noche de Dortmund en la que nos robó la ilusión y no sólo el partido un impresentable árbitro galés llamado Graig Thomson). El entrenador del Liverpool había comenzado a pensar que era gafe, pero a la octava fue 'la vencida'. Klopp, ni corto ni perezoso, dijo que la buena estrella se la había dado a su equipo la concentración en el hotel Las Dunas y por tanto su presencia en la Costa del Sol. Así se lo hizo saber a Félix Revuelta, propietario del complejo hotelero de lujo y uno de los empresarios más importantes de Europa, quien mantiene su gran apuesta por Málaga, «una tierra que no es que tenga un gran presente, sino un inmenso futuro». Revuelta, que estableció cierto grado de amistad durante esos días con Jürgen Klopp, explicó que el Liverpool le ha expresado su deseo de regresar al hotel este próximo invierno «porque estar en la Costa del Sol nos ha traído suerte, y eso en el fútbol hay que saber aprovecharlo»... Por cierto, ya que hablamos de Félix Revuelta, señalar que anoche organizó una gran fiesta privada a la que acudieron conocidas personalidades, como Manuel Valls o Luis del Olmo y numerosos invitados para celebrar el cumpleaños de su esposa. El acontecimiento, celebrado en Las Dunas con cerca de 300 invitados tuvo un fin de fiesta muy especial, la modelo y cantautora Carla Bruni, esposa del ex presidente de la República de Francia, Nicolás Sarkozy, quien hasta última hora mantuvo en secreto su posible asistencia. Fue un gran acto social, con la presencia de los más importantes empresarios españoles en una noche en la que, sin duda, gracias a personas como Revuelta, se hace la mejor publicidad del mundo de nuestra Costa del Sol como el mejor destino para disfrutar y vivir.

Con prescriptores como Félix Revuelta, hijos ilustres como Juan Manuel Pascual y pedagogos como los agustinos malagueños, desde luego, podemos atraer a cualquiera desde cualquier lugar del mundo. Y ya saben, sean felices, disfruten de la vida y de lo mucho que tenemos.