UNA PICA EN FLANDES

UNA PICA 
EN FLANDES
SUR

La ciudad de Sevilla salda su deuda con los Machado gracias a una institución malagueña, la Fundación Unicaja. -Su nueva sede en el Paseo de la Palmera se inaugura con una gran exposición sobre el legado de Manuel y Antonio.-Ahora sí que parece ha llegado 'la hora de Málaga'. -El homenaje a Picasso del escultor melillense Mutafa Arruf puede convertirse en realidad. -Soraya y su titánica lucha contra el cáncer y la iniciativa de Grupo Amigos

PEDRO LUIS GÓMEZ

Cuentan los cronistas locales que Sevilla ha saldado una deuda que tenía con la historia y con los hermanos Machado. Y lo ha hecho de la mano de una entidad malagueña, la Fundación Unicaja, que ha aprovechado el evento para inaugurar como se merece su nueva sede en un histórico palacete del Paseo de la Palmera en la capital hispalense. En la víspera del 80 aniversario de la muerte del insigne Antonio, los Machado han visto cómo sus cartas, fotografías familiares, enseres muy personales y otros objeto de gran valor sentimental e histórico, en definitiva su legado, han vuelto a la tierra que no sólo los vio nacer, sino que los distinguió como hijos predilectos. Fue un acto cargado de simbolismos y repleto de emociones, tantas que no dejaron indiferentes a nadie, ni siquiera al mismísimo presidente de la fundación, Braulio Medel, que disfrutó de un día importante para la entidad. Además, muchos malagueños en la capital de Andalucía, porque ahora parece que sí ha llegado de verdad 'la hora de Málaga': Juan Manuel Moreno, presidente de la Junta, Elías Bendodo, consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz, Sergio Corral, director de la Fundación Unicaja, Marta Olea, Fernando Leguina, Xavi Gómez... Con ellos, en la presidencia del acto, el ministro de Cultura, José Guirao (a quien le ha faltado tiempo para demostrar lo mucho que vale), la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y uno de los históricos de la política española y andaluza, Alfonso Guerra, lo que da idea de la importancia del evento y la repercusión que ha tenido la muestra 'Los Machado vuelven a Sevilla'. Y una nota a destacar (lo cual no debería ser noticia, pero en estos tiempos sí que lo es): discursos 'currados', nada vacíos, sin extensiones absurdas, y un claro compromiso de unos y otros con la cultura andaluza. Braulio, lógico, ya lo hemos dicho, feliz, lo mismo que la familia Machado. La exposición una joya. Merece la pena ir a visitarla, y también ver todo el Paseo de la Palmera repleto de banderolas con el logo de una institución malagueña, la Fundación Unicaja. Será el eje o lo que sea, pero desde luego, ha sido una 'pica en Flandes'. Pena, por cierto, que esos legados desaparezcan con estos nuevos tiempos que nos dominan con redes sociales, mails, nubes y lo que ustedes quieran. Los escritores y poetas que dejen huella en estos tiempos, en vez de cartas manuscritas, anotaciones en papeles de diversísimos tamaños, formas y gramajes, dejarán como legado un puñetero 'pendrive'...

Por cierto, ya que hablamos de José Guirao, al ministro le sorprendió que alguien le recordara que hace 30 años fue el comisario de la exposición que sobre las esculturas de Pedro de Mena se llevara a cabo, con gran éxito de público, en la Catedral de Málaga. Entonces contó con la ayuda del profesor José Luis Romero Torres, quien ahora es el comisario de la exposición que sobre el gran escultor del barroco europeo se inaugurará en el Palacio Episcopal el próximo día 16 de marzo, en la que Guirao también estará presente pero esta vez presidiendo el acto como titular de la cartera de Cultura del Gobierno de España. «La vida da muchas vueltas», señaló sonriente mientras saludaba a Patricia del Pozo, flamante consejera de Cultura, quien también asistirá a la inauguración, al igual que el presidente de la Junta, Moreno Bonilla.

Hace mucho tiempo ya... Casi 13 años, Mustafa Arruf, conocido escultor melillense recogió el testigo de una idea y se decidió a hacer una escultura homenaje a Pablo Picasso 'Las tres edades', representando los rostros de Picasso niño, Picasso adulto y Picasso anciano. Las tres cabezas casi flotando arropadas por una media luna símbolo que el escultor especificó en su día como homenaje a Melilla y a Málaga, unidos por el mismo mar y el mismo cielo. El prototipo de la escultura estuvo durante meses expuesta en Málaga, y el proyecto a punto estuvo de hacerse realidad con la inauguración de la nueva terminal del Aeropuerto Pablo Ruiz Picasso, pero las cosas no cuajaron. Hoy, un importante grupo inmobiliario ha entrado en contacto con círculos cercanos a Arruf para solicitarles presupuesto para una gran estatua homenaje a Picasso, regalo para la ciudad. El escultor, como muchos otros malagueños, suspiraríamos por ver esa composición en el solar del Astoria-Victoria, pero acabaremos viendo más gourmets, y si no al tiempo. Lo importante es que esa composición sea una realidad. Mustafa Arruf ni se lo cree. Esperemos que esta vez todo llegue a un final feliz.

Soraya es una luchadora de la vida. Muchos sabrán de ella y de su historia por su actividad en las redes sociales, apoyada por sus amigos y familiares, que es muy intensa. Su juventud y su vida, con tan sólo 32 años, se han visto atacadas por esa terrible enfermedad llamada cáncer, algo que esta benalmadense ha afrontado con una valentía inusual. Soraya y su pareja, Víctor, han decidido plantarle cara y no van a parar hasta derrotarla. Lo dicen con toda la naturalidad del mundo pese a que la joven padece una leucemia linfoblástica aguda a la que se atacó con un trasplante de médula fallido, que además se vio 'acompañado' de un tumor maligno extendido por ovarios, intestino y apéndice... Su estado de salud es tan delicado que le imposibilita recibir quimioterapia. Puede haber otros métodos, pero ya se salen de la práctica habitual, hay que ir a buscarlos allá donde quiera que estén y valen un dineral. Por eso, amigos y familiares comenzaron una campaña en redes sociales para recaudar fondos en busca de lo que a algunos les puede parecer un milagro, pero que hay que buscar. Empresas de diversos ámbitos se han implicado en su problema, como por ejemplo el Grupo Amigos de restauración, que comenzó precisamente su actividad, hoy repleta de éxitos y locales, en Puerto Marina, en Benalmádena. Sanjay, uno de los miembros del Departamento de Marketing de la referida empresa, conoció el ausento a través de instragram, y decidió comunicárselo a uno de los propietarios de la firma, Sherry Dhillon (por cierto, cada vez más 'malagueñizado') y decidieron hacer una campaña promocional para que la gente conozca el caso y se implique con Soraya, aparte de crear un postre en su carta bajo el título 'La esperanza de Soraya' cuyo importen íntegramente será destinado a la cuenta abierta por la joven malagueña que lucha como una jabata contra el cáncer. Una iniciativa para nada mercantilista, sino generosa, y quien no lo vea así se equivoca. Nada más que había que ver a Soraya y Víctor, con sus ojos de esperanza, en el Muelle 1 comiendo en uno de los restaurantes del Grupo Amigos esta pasada semana. Como nadie cree en las casualidades, sin embargo sí lo fue el encuentro con estos Horizontes. Porque una vida no tiene precio. Suerte, Soraya, mucha suerte y mucha fuerza. (www.gofundme.com/save-sorraya. Hasta ahora se han recaudado 47.512 euros. Soraya lo merece.

Disfrutemos de la vida y de lo que tenemos. Que sean felices y servidor que lo vea.