Una fiesta de gala pone el broche a la boda de 48 horas de la heredera de Inditex

Marta Ortega y Carlos Torretta, a su llegada a la fiesta. /Efe
Marta Ortega y Carlos Torretta, a su llegada a la fiesta. / Efe

La velada estuvo amenizada por Jamie Cullum, Norah Jones y Chris Martin, mientras que del menú se encargó Albert Adrià, hermano de Ferran

Gloria Salgado
GLORIA SALGADOMadrid

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, pero ese no es el caso de la boda de 48 horas de la heredera del imperio textil Inditex. Marta Ortega y Carlos Torretta han ido a más con una fiesta en el Centro Hípico Casas Novas, en Arteixo, en el que han puesto el broche de oro a su 'sí, quiero'.

En la cena en el hipódromo, un lugar muy especial para Marta Ortega, apasionada de los caballos, se pidió etiqueta a los invitados: largo para ellas y esmóquin para ellos, algo con lo que no ha cumplido el padre de la novia, Amancio Ortega, que lució traje y corbata.

El lugar, al igual que ocurrió la noche del sábado en el Real Club Náutico de La Coruña, ha sido decorado por el florista Thierry Boutemy, que se desplazó expresamente desde Bruselas para participar en el evento, que ha vuelto a congregar a unos 400 invitados, mucho de los cuales ya vimos en la primera celebración.

A las 19,30 horas comenzó el desfile de 'vips', a los que solo se pudo ver a la salida del Hotel Finisterre. Destacó por su elegancia Eugenia Silva. La modelo, que ya fue el viernes una de las mejor vestidas junto con Laura Vecino, estaba impresionante con un vestido negro que de Alta Costura obra de Gianni Versace prestado por su suegra, Marisa de Borbón. También repitieron el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, y su mujer, Eva Cárdenas; el modelo Jon Kortajarena; la actriz Amaia Salamanca -en esta ocasión bien vestida-; Athina Onassis y Jodan Joy Hewson, hija del líder de U2.

Los recién casados llegaron, sin perder la sonrisa, antes de las ocho de la tarde en un coche que les dejó en la entrada principal, repleta de hogueras y antorchas. De nuevo, la atención estaba centrada en la indumentaria de la novia, que deslumbró en el enlace con un Valentino magistral. La heredera de Inditex optó por un vestido largo brillante en tonos plateados sobre el que llevaba un abrigo. Llevaba el pelo semirrecogido con un discreto tocado similar al del viernes, que también fue colocado por Pablo Iglesias, que volvió a encargarse de su maquillaje.

La velada estuvo amenizada por el cantante y pianista inglés Jamie Cullum -que versionó temas de Taylor Swift, Rihanna o The Beatles-, la estadounidense Norah Jones, ganadora de nueve premios Grammy, y Chris Martin, líder de Coldplay, cuya interpretación al piano de 'All I Can Think about Is You' bailaron los novios.

El hermano de Ferran Adrià, Albert Adrià, del restaurante ELBarri de Barcelona, se encargó del menú, compuesto, según desvela La Voz de Galicia, de crema de parmesano con trufa negra, mini shitakes en escabeche oriental, tomates con gelatina de su consomé, guisantes y manitas de cerdo a la menta, y coliflor con caviar.

Más información

 

Fotos

Vídeos