¿Qué fue de Beth?

Beth, durante su actuación en Eurovisión en 2003/
Beth, durante su actuación en Eurovisión en 2003

La concursante de OT y posterior representante española en Eurovisión ha pasado de ser una joven aspirante a cantante a toda una polifacética artista

MARI CARMEN PARRAMálaga

Entre tantas ediciones de Operación Triunfo es normal que muchos nombres de sus participantes a veces se olviden, sin embargo, hay otros que por ser ganadores, su carisma o alguna característica especial quedaron grabados en la mente de los telespectadores. Así, no sólo están en la memoria David Bisbal, David Bustamante, Chenoa, Rosa o Manuel Carrasco, sino que también hay otros que permanecen en ella aunque no se conozca mucho de su vida actual. Ese es el caso de Beth, una concursante de la segunda edición de Operación Triunfo (2002) que no llegó a ganar, la vencedora fue Ainhoa, pero el público quedó encantado con aquella chica rubia de rastas, por lo que la eligió para que representara a España en Eurovisión que se celebraba en Riga (Letonia).

La participación de Beth en Eurovisión (2003) se puede calificar de notable después de que la cantante catalana lograra un destacado octavo puesto con la canción Dime y, además, el festival fuera el espacio más visto de 2003.

La canción fue un exitazo, llegó al número 1 de las listas de ventas y fue uno de los temas más bailados de los 'sábados noche'. Este single iba incluido en su disco Otra realidad, que fue el primer álbum de estudio de la cantante con el que llegó a vender más de 200.000 copias en España obteniendo doble disco de platino, estando entre los 10 álbumes más vendidos de España en 2003 y superando a la mismísima Madonna.

En los años posteriores Beth siguió con su carrera musical, así en el año 2006 publicó su segundo álbum My own way home, que había compuesto casi en su totalidad en Londres, pero que no fue tan exitoso como el anterior y del que sólo se extrajeron dos singles: Rain on me y All these things.

Con este primer fracaso a sus espaldas, Beth quiso sumergirse en un nuevo ámbito e hizo sus primeros pinitos en el mundo de la interpretación participando en obras de teatro como Tirant lo Blanc o L'illa dels Monzons, a la vez que colaboraba en programas de televisión como El Club o Lalola.

Tras este parón musical, Beth decidió en 2010 que era hora de volver al estudio de grabación y en esta tercera ocasión publicó un disco en catalán que se llamó Segueix-me el fil y que sin saber por qué tuvo mejor aceptación entre el público que el anterior.

Con el buen sabor de boca que le dejó el resultado de este disco, le llegó una satisfacción mayor en el año 2013 cuando se convirtió en madre de una preciosa niña llamada Lia de la que no deja de presumir en su perfil de Instagram.

La maternidad inspiró a Beth y su hija fue una gran musa que la llevó a componer las canciones de su segundo álbum que también grabó en catalán y que tituló con el nombre de Familia.

Sin embargo, Beth amplió sus miras y se ha atrevido con el diseño, lanzando su propia línea de complementos LittleLia. El nombre de su firma homenajea a su hija y entre los productos que se pueden adquirir se encuentran baberos, mantitas o capas, entre otros artículos.

¿Lo próximo? De momento, Beth sigue volcada con su familia y está embarazada de su segundo retoño.