El recuerdo a sus orígenes de las estrellas malagueñas

La gala de los Premios Málaga Cinema consiguieron llenar el patio de butacas y varios de los palcos de la planta baja. /FRANCIS SILVA
La gala de los Premios Málaga Cinema consiguieron llenar el patio de butacas y varios de los palcos de la planta baja. / FRANCIS SILVA

El Festival entregó ayer los premios Málaga Cinema a los talentos locales

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El Festival de Málaga Cine en Español llegó ayer a su ecuador con uno de los eventos más relevantes para la industria local del género, con la entrega de los galardones Málaga Cine, que tuvieron a Belén Cuesta y Pepón Nieto como protagonistas. «Esta ciudad no ha hecho sino demostrar que con la cultura se puede vivir; no nos hemos quedado en el chiringuito», señaló Nieto en el discurso al recoger el premio, en el que destacó no solo el certamen, sino también el Festival de Teatro o los nuevos museos. «Ahora podemos decir con la boca muy grande: 'Soy de Málaga'», aseguró.

El otro gran galardón fue el que entregó el actor Jaime Ordóñez a Belén Cuesta. «La época en la que estudiaba en la ESAD fue la mejor de mi vida», evocó la actriz, que contó que siempre hacían lo posible por ver el máximo de películas y cómo se intentaban colar en las fiestas. «Por eso hoy dedico este premio a mis compañeras», clamó la intérprete entre aplausos.

Presentada por el periodista Domi del Postigo, la gala Málaga Cinema entregó sus habituales premios a los talentos malagueños –así como los cortos locales ganadores y las ayudas a los proyectos– en un encuentro muy emocionante que alcanzó su cota más alta con la entrega del galardón a título póstumo a los Oficios del Cine al escritor, director y artista Nacho Albert, tristemente fallecido hace unos meses. El premio, recogido por sus padres, vino precedido de un brillante discurso de Domi del Postigo y de una sonora ovación de la audiencia; una muestra de hasta qué punto la figura de Albert, en lo profesional y sobre todo en lo personal, ha marcado a tantas personas de la industria del cine local.

La gala comenzó con la enumeración de los 63 proyectos que han significado la apuesta de los creadores malagueños; de las cuales 11 recibirán ayudas económica y una tutorización de Rodrigo Sorogoyen y Xavi Puebla. 'Alambrada', de Leonor Jiménez Moreno; 'Aliento', de Daniel Ortiz Entrambasaguas; 'Black Bass', de Rakesh B. Narwani; 'Chica latina', de Javier Gómez Bello;'El guía', de Pablo Ros Cardona; 'La pérdida', de Machu Latorre; 'Mal bajío', de Pedro Ortega Ibáñez; 'Miwiwi', de Delia Márquez; 'Samsa', de Enrique García; 'Una mujer feliz', de Toñi Martín; y 'Valientes' de Kike Mesa, son los proyectos que reciben estas ayudas económicas.

El primero de los premios fue el de Producción, que recayó este año en José Alba, que además de profesor de producción es el fundador de Pecado Films, y ha producido, entre otros filmes, 'Un rey en la Habana'. Además, 'Charlita de verano', de Javier Díaz Conde, ganó el premio a Mejor Corto de ficción y Premio del Público, mientras que 'Conversaciones ajenas' de Manuel Jiménez Núñez, ganó el Corto Documental.

La actriz Adelfa Calvo, ganadora este año del Goya a la Mejor Actriz de Reparto –y presentadora de la gala de clausura del Festival este próximo sábado– entregó el premio a la trayectoria a un emocionado Juanma Lara. El actor, que dijo sentirse «honrado» de recibir este galardón, recurrió a sus orígenes en esta ciudad y sostuvo que en, en Málaga, en los últimos años, sí se puede trabajar. «Hace unos años se decía que te ibas a Madrid a trabajar, ahora si eres actor puedes decir que vienes a Málaga a lo mismo», defendió.

 

Fotos

Vídeos