El cine en Málaga, un punto y seguido

El equipo de 'Els dies que vindran' fue uno de los grandes protagonistas de la última alfombra roja./Ñito Salas
El equipo de 'Els dies que vindran' fue uno de los grandes protagonistas de la última alfombra roja. / Ñito Salas

Eva Llorach conduce la gala de clausura de un Festival que ya tiene la mirada en el futuro

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Las despedidas no tienen que ser siempre tristes. El 22 Festival de Málaga ha dado vida, flashes y color a las calles de la ciudad durante diez días, y su adiós tenía que estar a la altura. Por eso la organización propuso a Eva Llorach, premio Goya a la mejor actriz revelación 2019 por 'Quién te cantará', para presentar la gala de clausura, esa ceremonia en la que los premiados de las secciones oficiales suben a las tablas del Teatro Cervantes para recibir las biznagas de las manos de algunos de los actores y actrices del momento.

Llorach condujo una velada solvente desde el minuto uno, en la que interpretó nada más subir el telón 'Procuro olvidarte', a solas con el piano de Nico Casal. Supo salvar algún que otro lapsus convirtiéndolos en momentos cómicos, aportó fluidez en esos momentos en los que la gala se atascaba y bromeó en su justa medida. En su breve discurso inaugural jugó con una idea que resume el espíritu del Festival:«Esta ceremonia de clausura no es un punto y final, es un punto y seguido, tenemos un año por delante para seguir mirando embobados la pantalla, sea del tamaño que sea, y volver con más cine».

Susi Sánchez, ganadora del Goya 2019 a la mejor actriz, hace un alegato a la interpretación como un ente por encima de rivalidades

Antes de que comenzasen a procesionar lo premiados y los correspondientes entregadores de Biznagas, el telón de fondo proyectó un vídeo que resumía lo que han dado de sí estos nueve días de certamen: 211 largometrajes, 1.184 acreditados, 854 miembros de la industria en los espacios de MAFIZ, 179 escuelas de cine y otros datos acompañados de los momentos más memorables.

A partir de ahí llegó la hora de los premiados, desde la sección oficial a los proyectos «arriesgados y llenos de Rock and Roll» de ZonaZine, pasando por los largometrajes documentales. En las tres secciones hubo algunas ausencias de los galardonados, especialmente de proyectos latinoamericanos. Muchos de ellos salvaron las distancias enviando un vídeo que se proyectó en el escenario, como el divertido clip de Miguel Schverdfinger, que agradecía la Biznaga de Plata al mejor montaje por 'Las niñas bien' desde su coche, junto a su hijo en una carretera de México. Hubo otros galardonados que no tuvieron ese gesto.

Muchos premiados no fueron a por su biznaga y enviaron vídeos de agradecimiento

Uno de los momentos más memorables de la noche lo protagonizó el director de 'Perro Bomba', distinguida con la Biznaga de Plata a la mejor película iberoamericana, además de llevarse el premio del público y la Biznaga al mejor actor para Steevens Benjamin. El director, Juan Cáceres, subió al escenario a recoger las biznagas en las tres menciones. Primero para agradecer la visibilidad que dan estos premios a su proyecto, un trabajo «que no mira a Hollywood». Pero la parte más llamativa llegó con la entrega a Steevens Benjamin, actor haitiano que «pese a tener la visa en regla no pudo acceder al país». «Esta película habla sobre el racismo y la xenofobia, por eso hago un llamado a que despierten sus espacios políticos para hacer frente al crecimiento de la extrema derecha en todo el mundo». Las palabras de Cáceres despertaron uno de los aplausos más potentes de un Cervantes que estaba lleno hasta el paraíso.

Humor y poemas cruzados

Pese a lo acelerado de la velada, con decenas de subidas y bajadas al escenario (en las que la mayoría de los participantes mantuvieron un tono sobrio y sereno), hubo espacio para los momentos divertidos. Salva Reina, que recogió el premio del público junto al equipo de 'Antes de la quema' (de Fernando Colomo), recitó cuatro versos en honor a Málaga y su Festival. Acto seguido, Imanol Arias subía a las tablas para entregar junto a Hugo Silva una de las biznagas. «Yo también iba a definir a la ciudad con un poema pero se me han adelantado:Málaga tiene nuevas calles y nuevas aceras, el Festival de cine y a Antonio Banderas», lanzó ante las risas de los suyos.

El director de 'Perro bomba' se ganó al Cervantes con un discurso por la libertad

Pero si hubo un momento divertido fue el que protagonizó Loles León, que ya el año pasado se hizo la reina de la gala de clausura, presentada en aquella ocasión por Adelfa Calvo. Anoche, Llorach la definió a la hora de presentarla como «excepcional». León revolucionó el teatro con su humor y su cercanía (quizá un poco excesiva). La actriz era la encargada de entregar, precisamente, el premio del público a la cinta de Colomo. ¿Por qué ese galardón y no otro? «Porque yo soy vuestra, del público». «Estoy tan emocionada que parezco un boquerón al limón», comentó. «Este año vengo a la Semana Santa, se lo he dicho a Antonio –Banderas–, este año veo todos los pasos», comentó provocando un rumor entre los asistentes por la confusión entre tronos y pasos (algún que otro asistente llegó a alzar la voz para corregirla, aunque sin consecuencias).

Otro de los puntos más llamativos de la gala corrió de la mano de Susi Sánchez, Goya a la mejor actriz 2019 por 'La enfermeras del domingo'. «La interpretación está por encima de rivalidades, somos unos privilegiados», dijo, antes de llamar al escenario a María Rodríguez Soto, que recogía la Biznaga a la mejor actriz por 'Els dies que vindran'.

La actriz Loles León protagonizó uno de los momentos más divertidos de la velada

También hubo música, además de la primera actuación de Llorach y el compositor Casal. El violinista Ara Malikian hizo una oda al componente internacional de la música con una pieza compuesta por un japonés, arreglada por un músico cubano y «destrozada» por un violinista armenio. La actuación de clausura (que precedió a un saludo en vídeo del presidente de honor del Festival, Antonio Banderas), corrió de la mano el pianista Toni Romero y la cantante Alana Sinkey. El dúo había protagonizado una de las fotos más llamativas, conciliadoras e inclusivas de estos nueve días de cine. Posaron juntos, él con su perro guía y ella con un bebé en brazos.