El real se enciende para que brille la noche

El real se enciende para que brille la noche
FÉLIX PALACIOS

Dos millones y medio de bombillas LED dan vida al recinto ferial y sus dos portadas

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Es uno de los momentos más tradicionales de la Feria de Málaga. El encendido de la portada principal, que evoca al Palacio de la Aduana, hace las veces de pistoletazo de salida para la vida nocturna de la semana grande. Anoche, el alcalde, Francisco de la Torre, pulsó el botón que conecta a la corriente los dos millones y medios de bombillas con tecnología LED que iluminan el recinto, acto en el que estuvo acompañado como siempre de varios niños vestido de corto y flamenca.

Tras el concierto de la Banda Municipal de Música de Málaga, que anima a los asistentes en su espera por el encendido, se hizo la magia y la luz iluminó las calles del Cortijo de Torres, provocando los aplausos de quienes acudieron al acto en sí, pero también de los primeros feriantes que se sorprendieron con la entrada en escena de la iluminación en pleno paseo.

Según los datos ofrecidos por Endesa, la demanda energética del real durante estos días de Feria es de de 24 MW, lo que equivale a la de una ciudad de 20.000 habitantes como Coín. El recinto cuenta con 120 casetas ubicadas en 211 módulos, y está equipado con instalaciones y servicios públicos para atender a los visitantes gracias a una estructuración autonoma y autosuficiente.

Una de las grandes novedades que acogerá el real de la Feria este año es la celebración del Concurso de Enganches Ciudad de Málaga, que a lo largo de sus más de treinta años de historia se desarrollará por primera vez en el Cortijo de Torres y no en la Plaza de Toros de la Malagueta con motivo de su reforma integral.