Rivera promete bajar el IRPF en las autonomías tanto como lo suba Sánchez

Asegura que su partido será «el freno a los populismos, a los nacionalismos y al Gobierno de Sánchez e Iglesias»

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

Albert Rivera apela al «bolsillo de los españoles». El presidente de Ciudadanos prometió este domingo, en un acto en Madrid para las elecciones del día 26, que allá donde gobierne su partido bajará el tramo autonómico del IRPF tanto como lo suba el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, en el estatal.

El de la bajada de impuestos es un argumento al que es muy sensible el electorado liberal y conservador y, en las propias filas del PP, partido al que Cs aspira a sustituir, asumen que la política fiscal llevada a cabo por el Gobierno de Mariano Rajoy en plena crisis económica es aún uno de sus grandes lastres. Ahora, la formación «naranja» quiere arrebatar a los populares la bandera que Pablo Casado se había propuesto recuperar y que también le disputa Vox.

En realidad, el peso del IRPF en la subida fiscal detallada por el Gobierno en el Programa de Estabilidad 2019-2022 remitido a la Comisión Europea, es limitado: dos puntos para los cotribuyentes que ganen más de 130.000 euros y cuatro para los que superen los 300.000. Su plan de aumentar la recaudación en 5.654 millones de euros en 2020 se apoya fundamentalmente en la imposición al diésel, la subida del tipo mínimo de sociedades, la autorización de un incremento en patrimonio y la creación de los impuestos digital y financiero.

Salvavidas

El argumento de Rivera, sin embargo, permite a Ciudadanos lanzar el mensaje de que los próximos comicios abren una oportunidad de contrarrestar las políticas del PSOE y Podemos. «Las clases medias y trabajadoras están fritas -alegó Rivera-, nosotros vamos a ser el salvavidas para que no les metan las manos en los bolsillos». En el PP ya hablan, indignados, de «plagio» porque también ellos usan en sus mítines la idea de que desde las comunidades pueden ejercer de contrapeso a Sánchez y su futuro gobierno.

Que Rivera ve en la próxima cita electoral una etapa clave para avanzar en su ansiado 'sorpasso' a los populares -en las generales se situó por delante en Madrid, Aragón, Andalucía, Baleares y Cataluña, pero sus esperanzas de gobernar están puestas ahora en Madrid y Murcia- es obvio. Este domingo él mismo consideró necesario responder a aquellos que custionan que no esté dispuesto a pactar con Sánchez, entre otros, la CEOE. «Queremos lidrerar la oposición porque nacimos para gobernar este país», adujo. «Sólo hay una manera de no tener vértigo y es mirar hacia arriba».