García Egea pide no fragmentar el voto de centro-derecha y que se concentre en torno al PP

De la Torre, García Egea y Bendodo, en la visita a la Escuela Superior de Videojuegos y Arte Digital. /SUR
De la Torre, García Egea y Bendodo, en la visita a la Escuela Superior de Videojuegos y Arte Digital. / SUR

El secretario general dice que su partido es «el que mejor representa todo lo que está a la derecha del PSOE» y critica «el silencio cómplice» de Susana Díaz con Sánchez

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

La cúpula nacional del PP se volcará en esta última semana de campaña en Málaga con la visita de varios de sus dirigentes, incluido Pablo Casado. Este lunes le tocó el turno a Teodoro García Egea, que estuvo en sendos actos en la capital, así como en Estepona y Mijas. El secretario general de los populares pidió no fragmentar el voto del centro-derecha en las elecciones andaluzas del próximo domingo, 2 de diciembre, y que esos sufragios se concentren en torno al Partido Popular.

Durante su participación en el VII Foro Cope, donde fue presentado por el presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, y en un escenario donde los populares compiten con Ciudadanos y Vox por el votante liberal-conservador, García Egea defendió que el centro-derecha no debe copiar «la mercancía averiada» de la izquierda, que es la fragmentación. «Para unir España tienen que estar unidos todos aquellos que creen en la libertad, la democracia, la igualdad de oportunidades y en un futuro próspero con menos impuestos. Todos los que están a la derecha del PSOE debe estar unido en torno al PP, que es el partido que mejor representa valores como la defensa de España o la libertad de empresa y de enseñanza», subrayó.

Ante la irrupción de Vox, el número dos del PP sostuvo que cada uno debe votar a quien considere que representa mejor sus principios, valores e ideales e insistió en que el PPes el partido que «mejor representa lo que está a la derecha del PSOE». A este respecto recordó que en las últimas elecciones municipales en Madrid, Esperanza Aguirre se quedó a las puertas de la Alcaldía por menos de 6.000 votos y que Vox consiguió 7.000 papeletas no logrando representación. «Esos votos se perdieron y abrieron la puerta a la Alcaldía a Manuela Carmena, apoyada por el PSOE», dijo.

Teodoro García Egea, que visitó la Escuela Superior de Videojuegos y Arte Digital, donde estuvo acompañado por el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, confió en que Ciudadanos apoye a Juanma Moreno como presidente de la Junta si el centro-derecha logra sumar la mayoría absoluta en el Parlamento regional –55 escaños– y no contempla la opción de que se produzca un 'sorpasso' de la formación naranja y se convierta en el segundo partido (tras el PSOE) en la región por delante del PP.

«El gran reto del PP es gobernar Andalucía porque vemos cómo sufre de la mano de un gobierno incompetente. Susana Díaz y su gente no quieren a su tierra», sostuvo García Egea, quien agregó que la dirección nacional «se va a patear» Andalucía hasta el final de la campaña para «acabar con 40 años de régimen socialista» y dijo que «la encuesta de la calle» revela que hay «una mayoría absoluta en contra de Susana Díaz».

A su juicio, Andalucía «merece y necesita el cambio» pero «sobre todo el cambio es por España». En este sentido, el número dos de la dirección nacional del PP arremetió con dureza contra el presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, que «pacta con cualquier fuerza política en el Congreso, incluso con quienes les escupen, para mantenerse en el poder» y criticó la negociación del Ejecutivo presidido por Sánchez sobre Gibraltar calificándola de «bochornosa» y que deja a España en «una posición muy débil» ante futuras negociaciones en Europa. En este punto, denunció «el silencio cómplice» de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, sobre las políticas y las alianzas de Pedro Sánchez.

La transición andaluza

Por su parte, Elías Bendodo, en Mijas, donde estuvo acompañado por la número dos de la lista, Esperanza Oña, afirmó que las próximas elecciones autonómicas son «las más importantes de la historia porque estamos afrontando una transición de cuarenta años de socialismo a un nuevo gobierno». «Una transición cuyo referéndum es el próximo día dos y en el que sólo hay dos opciones, o seguir como estamos con cuarenta años de socialismo, con un millón de parados, uno de cada cuatro jóvenes abocados al fracaso escolar o listas de espera de más de 65.000 pacientes; o cambiar todo», dijo.