China crece con fuerza en el negocio de los parques de ocio que domina Disney

Entrada a Disneyland París./Reuters
Entrada a Disneyland París. / Reuters

El emporio de EE UU casi triplica en visitantes a los tres siguientes grandes grupos y ya se consolida en el 'top 10' la española Parques Reunidos

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

El tiempo de ocio para unos vuelve a ser un jugoso negocio para otros, y el mejor ejemplo es la recuperación a escala mundial de los parques de entretenimiento. Es ya toda una industria que, según cálculos de la Organización Mundial de Turismo (OMT), llega a mover más de 20.000 millones de euros anuales y tiene como demandantes potenciales a los 1.400 millones de turistas (viajeros que pernoctan) contabilizados en 2018, un 6% más que el año anterior y el doble del crecimiento previsto para el ejercicio presente (entre un 3% y un 4%).

De hecho, por vez primera en su historia, las atracciones temáticas operadas por los diez principales grupos del sector superaron el último año los 500 millones de visitantes (501,22 millones), un 5,4% por encima de la cota que alcanzaron en 2017. «Esto equivale a casi el 7% de la población mundial, y hace solo cinco años no pasabamos del 5%», señala John Robinett, vicepresidente de Economía de AECOM, la multinacional de diseño y arquitectura que con la Asociación de Entretenimiento Temático (TEA) elabora el informe anual más reputado sobre esta industria.

El emporio Disney mantiene su dominio pese a crecer algo menos que la media (4,9%), con 157,31 millones de visitantes en sus instalaciones, esto es, casi la suma de sus tres siguientes competidores. Y no parece que la situación vaya a cambiar porque, como apuntan desde AECOM, «los números de este año probablemente muestren un gran impacto en su asistencia en Norteamérica» por la apertura de nuevas zonas temáticas sobre Star Wars en sus parques de California y Florida.

Además, la explotación de las licencias de Marvel y la adquisición del catálogo de la Fox (Los Simpson y Patrulla X incluidos) parecen asegurar su dominio, al menos a medio plazo. La lucha por el segundo puesto se la juegan el grupo británico Merlin Entertainments (67 millones de visitantes en sus recintos en 2018), el estadounidense Universal Parks and Resorts (50 millones) y OCT Parks (49,35 millones), filial de una gran empresa estatal china.

A diferencia de sus rivales, OCT lleva un trienio elevando su clientela a velocidad de crucero; en 2018, por ejemplo, subió un 15% frente a poco más del 1% sus dos competidores. Los siguientes puestos del escalafón también los ocupan compañías con capital público chino: Fantawild (quinta, con 42 millones) y Chimelong (34 millones). Las tres juntas sí podrian hacer sombra a Disney.

Y en esta lucha de gigantes se abre hueco una compañía de origen español. Parques Reunidos, dueña del Parque Warner, volvió a crecer en 2018 tanto en visitantes (20,90 millones, un 1,5% más) como en resultados (13 millones de beneficio en su último ejercicio fiscal, un 14,5% más). A una semana de concluir la OPA lanzada por el fondo de inversión sueco EQT, junto a dos de los anteriores socios, el 'holding' inversor belga GBL y la Corporación Financiera Alba, los tres controlarán la mayoría del capital a través una sociedad conjunta llamada Piolin, como el dibujo animado.

Cambios estratégicos

Sus planes a un año vista pasan por presentar un nuevo plan estratégico que eleve su rentabilidad -a 13,75 euros por título en su OPA, valoran el grupo en 1.130 millones pero con una deuda de 850 millones-, se expanda con parques secundarios colindantes -a imagen del acuático Warner Beach o del Ferrari Land en Port Aventura- y racionalice la oferta actual demasiado estacionalizada. Por eso, solo garantiza la plantilla actual durante los doce primeros meses.

No obstante, Parque Warner ha disparado un 19% su clientela el último año hasta los 2,18 millones, lo que le sitúa en el puesto trece de los instalaciones de entretenimiento más visitadas de Europa gracias a su anexo acuático y el Bono Parque para sus instalaciones nacionales. Aún así, el recinto español de esta clase con más exito continúa siendo Port Aventura, pese a que su demanda en 2018 no varió: 3,65 millones, aunque sumaría otros 1,1 millones con su parque acuático y el de Ferrari.

Controlado por dos fondos de inversión, el italiano Investindustrial y el estadounidense KKR, Port Aventura se consolida en el sexto puesto europeo. El liderazgo corresponde a Disneyland París, con 9,84 millones para su parque temático y otros 5,30 millones para su recinto ligado al cine, tercero de la lista tras el Europa Park alemán. Aunque sumados superan el mínimo de 15 millones de visitas para ser rentables, queda camino para lograr esa última meta.

La otra presencia española destacada es el Siam Park de Tenerife, el cuarto recinto acuático europeo más visitado (1,2 millones). En esta tarta nacional de los parques de ocio, que mueve más de 665 millones anuales, quiere abrirse hueco el grupo estadounidense Hard Rock. En mayo de 2020 prevé empezar las obras de su casino, hotel y complejo de ocio junto a Port Aventura, con una inversión inicial de 665 millones.

Una nueva fórmula en España sin montañas rusas ni vértigos

Dos años después del último estreno de un parque temático en España, el Ferrari Land en abril de 2017 junto a Port Aventura, llega una fórmula novedosa en el país ya explotada con éxito notable en la vecina Francia donde es el segundo recinto de ocio más visitado del país -y, además, el décimo de Europa-. Puy du Fou, que inició su andadura hace 40 años, da ahora su primer salto internacional.

El próximo día 30 comenzará sus representaciones -nada de montañas rusas ni vértigos- a las afueras de Toledo, en un escenario equivalente a cinco campos de fútbol junto a un área gastronómica -uno de los grandes negocios de los parques- ambientada en la Edad Media. Es la primera fase de su desembarco español con el espectáculo 'El sueño de Toledo', un recorrido teatralizado y musical por 1.500 años de historia del país, desde los Reyes Godos hasta la llegada del ferrocarril.

Hasta final de octubre hará 15 representaciones los fines de semana para cerrar su campaña de 2019. En la primavera de 2020 volverá y en 2021 se abrirá el parque diurno, con tres pueblos tematizados en épocas distintas y varios espectáculos.

La inversión en estos dos años alcanzará los 180 millones de euros, que llegarán a 245 millones en 2028 cuando concluya toda la expansión prevista. El grupo francés prevé crear 6.000 empleos, entre directos e indirectos, y alcanzar los 1,3 millones de visitantes durante 2020.