Las tensiones políticas complican el día en las Bolsas

Sede de la Bolsa de Madrid. /Javier Lizón (Efe)
Sede de la Bolsa de Madrid. / Javier Lizón (Efe)

El euro perdió posiciones frente al billete verde, hasta poner en peligro la cota de 1,16 unidades

CRISTINA VALLEJO

El selectivo español comenzaba la sesión con una presión muy bajista. El índice, pasadas las nueve y media de la mañana caía hasta los 9.440 puntos, nivel que estaría a sólo sesenta puntos de los mínimos anuales (y hay muchos analistas que avisan de lo importante que es para las Bolsas que no se pierdan esas referencias). A partir de ahí, el selectivo español fue reduciendo sus descensos, para terminar el día en los 9.558,3 puntos, lo que supone un recorte del 0,67%.

En el selectivo español, sólo una decena de valores esquivaron las pérdidas. Dia fue el valor más rentable, con una subida del 2,93%. A continuación se colocó Cie Automotive, que se anotó un 1,34%. A continuación, se colocaron Endesa y Meliá, que subieron alrededor de un 0,95%. Naturgy y Red Eléctrica se anotaron alrededor de un 0,6%. Técnicas Reunidas, Viscofán e Inditex también cerraron con ganancias. Indra esquivó los descensos, pero sólo fue capaz de cerrar en tablas.

Siemens Gamesa fue el valor que más cayó, con un recorte del 2,13%, seguido de BBVA, que bajó un 2,11% (por su exposición mexicana). Mientras, las caídas de Aena, Mediaset, ArcelorMittal e IAG se acercaron a los dos puntos porcentuales.

El selectivo español no fue una excepción: todos los indicadores europeos cerraron la jornada con recortes.

México, Trump y Alemania

A esos descensos generalizados contribuyó el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en México, porque introduce incertidumbre ante la decisiva negociación del NAFTA, el Tratado de Libre Comercio del Atlántico Norte, según sus siglas en inglés.

Pero, además, en la ecuación del día también hay que introducir más ruido sobre la guerra comercial en curso: la Administración Trump habría elaborado un borrador ordenado por el presidente para declarar la salida de Estados Unidos de la Organización Mundial del Comercio. Es algo con lo que ya se especulaba el pasado viernes de acuerdo con la agencia Axios. De ahí que también viéramos descensos en Wall Street, aunque de menor dimensión: al cierre de la sesión europea, el Dow Jones retrocedía un 0,4%, el S&P, alrededor de un 0,3%, y el Nasdaq, más o menos un 0,15%.

Además de las cuestiones políticas abiertas al otro lado del Atlántico, en Europa, la atención estaba centrada en Alemania, donde el Gobierno de Angela Merkel se enfrenta al riesgo de su ruptura, por la posición de los socialcristianos, los socios bávaros históricos del partido de Merkel, debido a su posición restrictiva respecto al control de las fronteras, frente a la más abierta de la canciller. Merkel y el líder de la Unión Demócrata Cristiana, Volker Kauder, mostraron su convencimiento en que habrá acuerdo para el final del día. Merkel y el ministro del Interior, socialcristiano, Horst Seehofer, con posiciones muy duras en inmigración, están reunidos hoy desde las cinco de la tarde.

Quizás por esas dudas respecto a Alemania, el euro volvía a perder posiciones frente al dólar. La moneda única retrocedía al cierre de la sesión europea un 0,63%, hasta el nivel de 1,1605 unidades.

Cuidado con los emergentes

El reforzamiento del dólar también tenía lugar contra las divisas emergentes. En general, los mercados emergentes están sufriendo mucho. Y ello, de acuerdo con John Stoltzfus, de Oppenheimer & Co., según una nota que recogía Bloomberg, va a persistir dado que el próximo 6 de julio comienzan, en teoría, a aplicarse los primeros aranceles decididos por Donald Trump. Así, esta mañana hemos visto muy fuertes recortes en las Bolsas asiáticas. Sin ir más lejos, el índice Nikkei de Tokio ha retrocedido más de un 2%.

En el mercado de materias primas, caída del crudo desde los niveles más altos desde 2014, después de que Donald Trump pidiera a Arabia Saudí un incremento de la producción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos