El Ibex encadena su novena sesión al alza y Wall Street marca nuevos récords

Sede de la Bolsa en Madrid. /Emilio Naranjo (Efe)
Sede de la Bolsa en Madrid. / Emilio Naranjo (Efe)

El euro ganaba más de un 0,6% frente al billete verde al cierre de la sesión, hasta 1,1743 unidade

CRISTINA VALLEJO

Ya son nueve las sesiones consecutivas de avances que acumula el Ibex-35, con lo que ésta es su mejor secuencia desde octubre de 2013. En este periodo, el índice ha recuperado un 4,5%. A diferencia de las jornadas anteriores, en la de hoy el selectivo ha registrado una subida más importante, de un 1,03%, para dar un último cambio en los 9.583,7 puntos. El índice ha intentado atacar los 9.600 puntos, pero no ha podido con esa cota.

En toda Europa han dominado los ascensos. Mejor que el Ibex-35, únicamente el Cac 40 francés, que ha subido un 1,07%. El Dax alemán, por su parte, se ha apuntado un 0,88%. El Ftse Mib de Milán y el Ftse 100 británico han terminado con ganancias de alrededor de medio punto porcentual.

Las ganancias del Ibex-35 han sido algo más elevadas que en el resto de Europa por el gran apoyo que ha tenido de los bancos. Así, el Sabadell y Bankia han subido un 2,15% y un 2,04%, respectivamente. Santander y BBVA, por su parte, se han apuntado un 1,73% y un 1,47%, respectivamente.

Además de con los bancos, el selectivo español ha contado con la colaboración de otros 'blue chips', como Telefónica, que se ha revalorizado un 2,39%, mientras que Inditex ha avanzado un 1,94%, e Iberdrola, un 1,26%.

Aunque las compañías más rentables fueron Cie Automotive (2,62%) y Técnicas Reunidas (2,41%). Y los valores que han cerrado en negativo han sido sólo nueve, encabezados por Indra, que ha caído un 2,37%, mientras que Meliá ha perdido un 1,25%. Repsol ha sido el único de los grandes valores que ha terminado con pérdidas, al dejarse apenas un 0,68%. Tampoco se ha sumado a las subidas Merlin Properties, que ha terminado en tablas.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, el valor más rentable ha sido Almirall (5,99%) y el peor, San José, que ha retrocedido un 7,65%. Wall Street en récord, con una agenda macro mixta y la distensión comercial. También los índices de Wall Street se movían al alza. Al cierre de la sesión europea, el Dow Jones se apuntaba un 0,84%, mientras que el Nasdaq se anotaba un 0,75%, y el S&P 500, alrededor de un 0,65%. Con ello, tanto el Dow Jones como el S&P 500 marcaban nuevos máximos históricos.

Buen comportamiento en la renta variable y eso que los datos macroeconómicos fueron mixtos. En Estados Unidos, contamos con el índice de actividad económica de la Fed de Filadelfia, que fue mejor de lo esperado, al igual que el paro semanal, pero el indicador de indicadores, que mide la salud general de la economía, se colocó algo por debajo de lo esperado. En el Viejo Continente, mientras las ventas al por menor de agosto fueron mejor de lo esperado, el índice de confianza del consumidor cayó más de lo previsto y se colocó en su peor registro desde mayo del año pasado.

Las subidas de las Bolsas convivían con una agenda económica desigual y con las rentabilidades de los bonos americanos a diez años rondando el 3,08%, niveles que rondan máximos anuales. También con el dólar perdiendo terreno. Contra el euro, la divisa estadounidense perdía un 0,75%, para colocarse en 1,176 unidades. El US Dollar Index, que mide la evolución del billete verde contra la cesta de principales monedas del mundo, bajaba un 0,6% al cierre de las plazas europeas.

Los países emergentes continúan progresando y sus monedas continuaban ganando terreno. Sobre todo el peso argentino, pero también el rand sudafricano o el real brasileño.

Detrás de esta evolución de los activos financieros (subida de bolsas y venta de refugios como el billete verde o la deuda más segura), quizás, comentarios alrededor de la posibilidad de que China rebaje el arancel medio con que carga las importaciones que recibe desde la mayoría de sus socios comerciales. Ello podría ponerse en práctica el mes que viene y podría ser una gran señal de freno en el conflicto comercial. Ello, a su vez, puede ayudar a despejar el riesgo de enfriamiento del crecimiento económico global: ello explicaría los tipos de interés al alza, la recuperación del sector financiero en bolsa, las bolsas en positivo y también la caída del dólar. En declaraciones a Bloomberg, Leo Grohowski, de BNY Mellon Wealth Management, comentaba que en sesiones en las que no hay noticias sobre la escalada en la guerra comercial, los participantes del mercado se fijan más en los fundamentales, y éstos siguen siendo favorables para la renta variable.

Trump pone freno al crudo

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía un 0,84%, hasta los 78,7 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, caía un 0,07%, hasta los 71 dólares. Los descensos tenían lugar después de que el presidente de Estados Unidos advirtiendo a la OPEP de que tiene que bajar los precios del oro negro. El oro, mientras tanto, se mantenía plano en el entorno de los 1.202 dólares la onza.

 

Fotos

Vídeos