Sube solo un 2% el tipo efectivo que las empresas pagan a Hacienda

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero./Efe
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. / Efe

Las compañías aportaron un 9,9% de sus beneficios en 2018, cifra muy similar a la del año anterior, y los ingresos tributarios por el Impuesto de Sociedades crecieron un 7% hasta los casi 25.000 millones

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Las empresas pagaron más a Hacienda el año pasado. Concretamente, 1.695 millones de euros más respecto a 2017. Así, los ingresos tributarios por el Impuesto de Sociedades crecieron un 7,3% en 2018 hasta los 24.838 millones, según el informe anual de recaudación tributaria publicado recientemente por la Agencia Tributaria (AEAT).

La subida de la recaudación se debe al leve aumento del tipo efectivo que las empresas pagaron el año pasado. La AEAT revela en su informe que las compañías españolas aportaron un 9,9% sobre su resultado contable (beneficios), un 2% más que en 2017. Si en lugar de esto se tiene en cuenta la base imponible, el tipo efectivo pagado por las empresas sube al 21,3%, también un 2% más que el año anterior. En ausencia de cambios normativos durante 2018, el incremento se puede atribuir a los efectos de composición porque las bases de las empresas con mayor tipo efectivo crecen más, explica la Agencia.

Pero en ambos casos, el tipo de 2018 no está lejos de los datos de los últimos diez años, cuando el máximo se tocó en 2015 si se tiene en cuenta la base imponible, con un 21,9%, mientras que el mínimo se dio en 2009, con un 18,1%. Basándonos en el resultado contable, el máximo de los últimos diez años se dio en 2008 con el 11,4%, mientras que el mínimo fue en 2010, con el 8,9%.

La Agencia Tributaria explica en su informe que la base imponible del Impuesto de Sociedades creció en 2018 un 12,8% hasta los 114.512 millones -un aumento prácticamente igual al de los beneficios, del 12,9% hasta los 246.154 millones- . En ambos casos se superan los registros de 2017 del 7,3% y 9,9%, respectivamente. «La previsión se hace en función de los pagos fraccionados declarados por parte de las grandes empresas y grupos fiscales que son los contribuyentes obligados a ingresar pagos a cuenta por los beneficios obtenidos a lo largo del año», revela la AEAT. Concluye que la mejora se concentra en «unos pocos grupos consolidados», mientras que en el resto de empresas los beneficios «se fueron moderando» según avanzaba el año.

Las grandes empresas pagan un 30% menos

Hay que tener en cuenta que estos grupos consolidados pagaron un tipo efectivo sobre sus beneficios un 30% inferior a la media en 2016, los últimos datos disponibles en el informe por tipos de empresas. Así, el tipo del 9,6% del conjunto de empresas de ese año contrasta con el 6,08% de los grupos consolidados. Esta es la principal razón por la que el Ministerio de Hacienda decidió subir al 15% el tipo efectivo mínimo -del 18% para entidades bancarias y petroleras- que deben pagar las grandes empresas en Sociedades en su fallido proyecto de Presupuestos para este año.

La AIReF estimó que el Gobierno obtendría un extra de hasta 1.900 millones con esa reforma. Pero los empresarios no están de acuerdo con este análisis y reclaman que Hacienda tenga en cuenta para sus cálculos el tipo efectivo que pagan las compañías sobre la base imponible, no el resultado contable como están haciendo.