Hacienda saca a la luz a 120.000 caseros que no declaraban sus alquileres turísticos

Hacienda saca a la luz a 120.000 caseros que no declaraban sus alquileres turísticos

La Agencia Tributaria abre la puerta a que la próxima declaración de la Renta se pague con tarjeta, así como el resto de impuestos

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

La Agencia Tributaria comenzó a enviar cartas hace dos años a los contribuyentes sobre los que tenía sospechas de que estaban recibiendo ingresos del alquiler de sus viviendas a través de plataformas como Airbnb pero no los declaraban. El sistema de alertas ha dado sus frutos y este miércoles el director general de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, ha revelado que este aviso ha generado que 120.000 contribuyentes hayan declarado de forma voluntaria esos ingresos en su IRPF desde 2014.

Gascón ha destacado que ha habido actuaciones de control sobre esas personas, pero que lo importante es llevar a cabo una «estrategia global» para que este ejemplo de éxito se realice con más ingresos que los españoles en ocasiones no declaran. El director de la AEAT, defensor del poder recaudatorio del impulso del cumplimiento voluntario, hace referencia con ello a las cuentas que muchos poseen en el extranjero, donde también se ha puesto en marcha el sistema tras la introducción de la normativa Common Reporting Standard (CRS) en 2016.

Así, los bancos de «unos 100 países» del mundo -entre los que se encuentran algunos como Suiza y Panamá, ha confirmado Gascón- dan la información sobre las cuentas de sus clientes extrajeros a los países donde tienen la sede y éstos lo intercambian con España. «La novedad es que esos bancos le están dando la información a su país y ese país directamente a nosotros en bruto, no como antes que teníamos la información caso a caso», explica.

Gascón indicó que este afloramiento de declarantes podría haber tenido un «gran impacto recaudatorio» si se hubiesen producido liquidaciones por la vía inspectora o de gestión tributaria en vez de «transparentarlo» como se ha preferido, pero mostró su mayor interés por el cumplimiento voluntario de los contribuyentes.

En este momento se encuentran en fase de depuración de los datos, eliminar duplicados, etc. Ya han recibido más de un millón y medio de registros (cuentas), pero Gascón no ha dado el número de contribuyentes con el que se corresponde. Lo que sí ha detallado es que la Agencia Tributaria ya ha realizado más de 100 actuaciones inspectoras al ver que el perfil del contribuyente hacía referencia a un incumplimiento «grave» de sus deberes tributarios. Los avisos comenzarán a mandarse cuando comience la campaña de la declaración de la Renta de 2018 a principios de abril.

Pago con tarjeta

Asimismo, Gascón aseguró que están trabajando en la implantación del pago con tarjeta en la web de la AEAT. De esta forma, los contribuyentes podrían pagar su declaración de la Renta con tarjeta, lo que sería un paso hacia delante por el «problema de los plazos y las domiciliaciones porque como los bancos necesitan cinco días para procesar estos pagos, hay menos tiempo». De esta forma, se podría pagar «hasta el último día en el último minuto».

Explicó que este nuevo sistema tendría más impacto para las empresas -en sus liquidaciones de IVA, por ejemplo- que para los contribuyentes en la Renta por el volumen de declaraciones que salen a devolver. No hay un plazo fijado para su implantación, pero Gascón reconoció que quiere que sea «cuanto antes» y no descarta que en esta misma campaña ya se pueda pagar con tarjeta.

Récord contra el fraude

En el repaso de sus cuentas de 2018, el máximo responsable de la Agencia Tributaria detalló que la recaudación por lucha contra el fraude superó el año pasado los 15.000 millones de euros, por encima de años anteriores. La cifra se queda muy cerca del récord de ingresos que registró en 2015, con 15.664 millones de euros.

Además, aseguró que la previsión de ingresos de los Presupuestos está «muy cerca» del objetivo global porque la tasa de crecimiento de los tributos será «similar» a la del año pasado. Si se multiplica la recaudación del año pasado (208.610 millones) por una tasa de crecimiento «conservadora» de previsión de alza de ingresos del 5%, comentada por el gobernador del Banco de España, proporcionaría unos ingresos de 219.000 millones, a los que habría que sumar otros 4.500 millones del cambio de periodificación del IVA, «lo que daría una cifra próxima a los 223.000 millones». Y las nuevas cuentas contemplan una recaudación récord de 227.356 millones, un 9,5% más, muy cerca de la cifra calculada por Gascón.