El ERE de Dia se rebaja un 26% pero continúa adelante

El ERE de Dia se rebaja un 26% pero continúa adelante

Desde UGT rechazan que los trabajadores «paguen el pato» de una gestión «nefasta»

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

Los accionistas no son los únicos paganos de una gestión empresarial en Dia que pecó de demasiado ambiciosa y poco realista, criticada no solo por ellos sino también por los trabajadores. Estos se enfrentan a un expediente de regulación de empleo (ERE) que empezó afectando a 2.064 empleos y que la empresa ha ofrecido esta semana reducir a 1.536, un 26% menos.

Eso sí, los despidos seguirán adelante por más que los sindicatos habían pedido mayor plazo para negociar -otros 15 días desde la junta general de este miércoles-, pero el consejo de administración mantiene la fecha de cierre del ERE el 24 de marzo. Desde CC OO -que ha convocado para el miércoles una segunda jornada de huelga- no le ven «sentido», al no tener claro quién puede dirigir la compañía tras una reunión de accionistas «vital trascendencia».

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, rechaza que «los trabajadores paguen el pato de una gestión nefasta». Un calificativo severo, aunque amparado en que el propio grupo anunció hace un mes -al rendir cuentas anuales- que presentaban una denuncia ante la Fiscalía por presuntas irregularidades contables de algunos ex altos directivos,

Se apoyó para ello en la investigación (informe 'forensic') encargada a la auditora EY y el informe del propio auditor externo del grupo, KPMG, que descubrió malas prácticas en la contabilidad por más de 95 millones de euros en 2017 y 2018, tanto por facturas no registradas como por excesos relativos a los proveedores. Eso sin contar «estimaciones de provisiones» de otros ejercicios que se venían arrastrando año tras año, y que ahora se afloraban 'por sorpresa'.

La compañía estudia si puede activar cláusulas de reducción o devolución de las retribuciones dadas a los consejeros ejecutivos , mientras su filial brasileña también revisa las cuentas. La última palabra la tendrá la junta, que decidirá hasta qué punto se puede pasar página ahora.

Más información