Mercadona se prepara para las compras por la web con nuevos almacenes

Mercadona se prepara para las compras por la web con nuevos almacenes

El supermercado instalará una nave en Madrid de 14.500 m2 que estará operativa en 2020 para dar servicio a toda la ciudad y municipios cercanos

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

En España son pocos los que compran alimentos por internet. Una reciente encuesta realizada por la consultora The Cocktail revelaba que apenas un 17% de los consumidores habían utilizado este año ese canal de compra al menos una vez para llenar su despensa, una cifra que se triplica en otros países como Reino Unido.

Los grandes de la alimentación se quieren hacer con su parte del pastel cuando el negocio empiece a despegar y Mercadona es el principal interesado. En su estrategia por apostar por el canal de venta online y que gigantes de la distribución como Amazon no le pise los talones, la empresa valenciana acaba de anunciar que ha alquilado una nave de 14.500 metros cuadrados en Getafe (Madrid) para construir un almacén online con el que desarrollar su proyecto de e-commerce en Madrid.

El almacén o colmena -como lo denomina la compañía- estará operativo a partir de 2020 y se suma a otro que estará ubicado en Vallecas y cuyas obras comenzarán este próximo año, según ha anunciado este jueves la cadena.

No serán los primeros almacenes con este objetivo con los que cuenta la compañía, ya que cuenta con un centro así en un polígono de Valencia donde desde el pasado mes de mayo inició los primeros servicios de compra online con una prueba piloto atendiendo a la ciudad de Valencia y algunos municipios cercanos.

La web, su talón de Aquiles

Para completar este despliegue, Mercadona también ha comprado unos terrenos en Ripollet (Barcelona) para instalar el segundo almacén de estas características en Cataluña en 2022, después del que tiene previsto para 2020 en la Zona Franca de Barcelona.

El líder indiscutible en el sector de la alimentación en España, con más del 24% de cuota de mercado (el triple que sus competidores directos, Carrefour y Dia), tenía un talón de Aquiles: su servicio de venta online. A partir de mayo pusieron en funcionamiento primero en Valencia la nueva web para las pruebas piloto. Su presidente, Juan Roig, no tuvo inconveniente en calificar la web de Mercadona como «una mierda» hace dos años. Pero él tiene la filosofía de que hay que estar constantemente en reinvención para seguir siendo líderes y por eso encomendó a su hija, Juana Roig, liderar el proyecto de remodelar este servicio que hasta ese mes de mayo apenas suponía el 1% de su facturación.