McDonald's Los Patios estrena un servicio de desayunos y de atención en mesa

Carolina López, en el interior del establecimiento /FRANCIS SILVA
Carolina López, en el interior del establecimiento / FRANCIS SILVA

El primer negocio que abrió en Andalucía se renueva tras la reforma a la que se ha sometido el centro comercial Los Patios en Málaga

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

El primer McDonald's que abrió en Andalucía, en el centro comercial Los Patios de la capital, se ha renovado y ha comenzado a ofrecer a sus clientes un servicio de desayunos y un sistema de atención en mesa. Inaugurado en el año 1982, el negocio se ha modernizado a la vez que lo ha hecho el complejo comercial en el que se encuentra ubicado para atender mejor a su clientela.

La franquiciada del negocio, Carolina López, explica que desde ahora los clientes no necesitarán pasar por el mostrador para realizar y recoger sus pedidos, sino que desde unos novedosos kiosko podrán realizar toda la operación y solicitar que su comida se entregue en la mesa. En estas mismas máquinas, los usuarios podrán encargar los desayunos o meriendas y pagar sus comandas.

Desde la compañía explican que en este centro de la capital han incluido el sistema EOTF o 'Experience of The Future', el cambio estratégico más importante en la historia de McDonald's España, incorporando las últimas novedades digitales y de servicio para responder a una demanda más personalizada. Entre otros cambios, el personal de la tienda no comenzará a elaborar los productos hasta que se realiza el pedido, por lo que se acaba la imagen de bocadillos preparados a la espera de que el cliente los solicite.

Con estos cambios, el negocio instalado en la Carretera de Cádiz ha adelantado su horario de apertura a las 9.30 horas y mantiene el cierre a las 23 o 00 horas en función del día. En este centro trabajan en la actualidad 40 personas, todos ellos con contratos indefinidos.

La renovación de este restaurante coincide en el tiempo con la reciente reforma del centro comercial, cuyas obras concluyeron el pasado mes de diciembre. Para este lavado de cara, la empresa Carmila invirtió 17 millones de euros con el objetivo de ampliar en 1.200 metros cuadrados la galería y mejorar los flujos comerciales. Las obras duraron 14 meses, se dividieron en tres fases y permitieron la generación de más de 1.000 puestos de trabajo, de los que 120 son empleos directos.