La vendimia arranca en Málaga con buenas perspectivas de producción de uva

Recolección de uvas ayer en Moclinejo/Ñito Salas
Recolección de uvas ayer en Moclinejo / Ñito Salas

La comarca de la Axarquía es la primera en comenzar la cosecha para vinificación y uva de mesa, aunque con tres semanas de retraso respecto al año pasado

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

La vendimia en Málaga, una de las más tempranas y complejas por la orografía del terreno, de toda Europa da comienzo hoy sábado en la zona de la Axarquía. El pistaletazo de salida se produce con tres semanas de retraso respecto al pasado año, campaña en la que la cosecha dio comienzo el 24 de julio en la parte más occidental de la Axarquía (Moclinejo, Almáchar y El Borge), nueve días antes respecto a 2016. La cosecha arranca para vinificación, en concreto para la elaboración de los vinos secos espumosos y blancos de uva moscatel de denominación de origen Sierras de Málaga. En la parte más oriental (de Cómpeta a Sayalonga) la vendimia comenzará a mediados de este mes de agosto.

Las lluvias caídas entre los meses de febrero a abril, la caída de las temperaturas durante la noche y la ausencia de olas de calor destacadas en lo que va de verano, están haciendo que la maduración de la uva se desarrolle con normalidad. Al menos, así lo considera el viticultor y enólogo de la Bodega Antonio Muñoz Cabrera-Dimobe, Juan Muñoz, que comienza la vendimia en la zona de Algamiz, paraje situado entre los municipios de Cútar y El Borge.

«La maduración lleva un ritmo normal. No hay uva quemada como otros años debido al calor, y aunque los racimos tienen algo de menos granos, también hay más racimos. Esto está haciendo que la uva esté bastante más sana. Esperamos que este año haya un 15 por ciento más de producción», ha señalado Muñoz.

Según la Delegación Territorial de Agricultura, se estima que esta campaña se cosecharán en la provincia 7.500 toneladas de uva para vinificación, y unas 900 toneladas para uva de mesa. Las primeras que se están ofreciendo para mesa se están cotizando por encima de los 2,40 euros el kilo.

En 2017 la producción total de uvas de la vendimia en la provincia de Málaga alcanzó los 3,6 millones de kilos, según las estimaciones realizadas por el Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Málaga, Sierras de Málaga y Pasas de Málaga. En la pasada campaña se vendimió el 65% de la superficie total de viñedo con denominación de origen, y se constató un adelanto medio de 15 días y de hasta 20 días en algunas zonas.

La ausencia de olas de calor hace que la maduración de la uva presente un ritmo normal

La vendimia en la Axarquía se caracteriza por su heroicidad debido a la dificultad del terreno, siendo asimismo una de las más tempranas de España. Las viñas crecen en escarpados montes con pendientes que superan en ocasiones hasta el 70% y sin terrazas, lo que obliga a trasladar a lomos de mulas hasta los cortijos las cajas repletas de racimos de uvas. Los jornaleros cargan en su hombros cajas rebosando de uvas con las que avanzan sobre pendientes inimaginables.

El modo de cosechar la uva es para los viticultores un valor añadido para sus vinos, por tratarse de un proceso artesano y minucioso que apenas ha sufrido modificaciones y que exige un gran esfuerzo y pericia por parte de los vendimiadores.

En la Axarquía la cosecha se centra inicialmente en la uva destinada a la elaboración de vinos blancos secos jóvenes de la variedad moscatel, para los que se utiliza uva con poco azúcar.

En la provincia hay 4.148 hectáreas de superficie dedicadas al cultivo del viñedo, de las que 1.954 se destinan a la producción de uva para vino, 1.689 para uva pasa y 505 para uva de mesa.

La cosecha para iniciar la elaboración de pasas de Málaga no comenzará hasta bien avanzado agosto. La pasa es uno de los productos más singulares de viñedo malagueño y su proceso de elaboración ha llevado a la FAO a declararla Sistema Ingenioso del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM).

Este año es el primero en el que el producto podrá presumir de este sello. La Axarquía produce unos 400.000 kilos al año de pasa al año. Se trata de una actividad regulada por la D. O. Pasas de Málaga desde 2013 y de ella dependen económicamente unas 3.000 familias de la comarca.

Patrimonio Agrícola

Agricultores, cooperativas y alcaldes de la comarca consideran que la declaración de la pasa como Patrimonio Agrícola Mundial protegerá el cultivo y potenciará el turismo. Esa misma opinión la comparten las cooperativas de productores, entre ellas Ucopaxa, que agrupa a unos 800 productores y por supuesto los vecinos.

El cultivo de la uva moscatel para pasa no pasa por su mejor momento. Desde 1980 hasta la fecha la superficie dedicada al viñedo en la comarca de la Axarquía ha bajado un 85 %, pasando de 13.000 a apenas 1.900 hectáreas. Cultivos como el mango le han ido restando terreno, sobre todo en los campos donde hay agua.

La elaboración de la pasa se concentra casi en su totalidad en la Axarquía. En concreto, en los municipios de El Borge, Almáchar, Iznate, Moclinejo y Arenas. La comarca oriental acapara el 95% de las pasas que se producen en Málaga. El 5% restante se produce en Manilva. La superficie de cultivo ronda las 1.900 hectáreas. La pasa de Málaga es un producto totalmente artesanal. Se realiza con uvas moscatel secadas al sol, colocando los racimos en los paseros durante un periodo que se prolonga hasta 20 días, dependiendo de las temperaturas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos