Olivareros malagueños participan en Sevilla en la protesta contra de los aranceles de Trump a la aceituna negra

La concentración, que ha tenido lugar entre las 11.000 y 13.00 horas/SUR
La concentración, que ha tenido lugar entre las 11.000 y 13.00 horas / SUR

Cerca de 200 agricultores de la provincia han secundado la concentración ante el Consulado de EE UU

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El sector de la aceituna de mesa se ha manifestado este jueves en Sevilla ante el Consulado de EE UU para protestar contra los aranceles de Donald Trump a la aceituna negra española, concentración a la que también ha acudido una nutrida representación del campo malagueño, entre olivareros, empresas productoras y comercializadores, cooperativas y asociaciones agrarias-. Se estima que a la concentración, que ha tenido lugar entre las 11.000 y 13.00 horas, han acudido cerca de 200 agricultores de la provincia, principalmente de las localidades de Antequera, Archidona, Alameda, Villanueva del Trabuco y Villanueva de Algaidas, donde se concentra la mayor de la zona productora de aceituna de mesa de la provincia. En concreto, han viajado hasta Sevilla tres autobuses de agricultores malagueños y otro grupo en vehículos particulares.

A la protesta tampoco ha faltado Dcoop, cuya sección de aceituna de mesa exporta a 70 países, entre ellos Estados Unidos, y para quien la decisión del Departamento de Comercio de EEUU de aplicar unos aranceles del 34,75% (14,75 antisubvención y 17,13% antidumping), representa un serio revés para los intereses de los olivareros andaluces y malagueños. La sección de aceituna de mesa de Dcoop factura unos 100 millones de euros anuales.

Según el subdirector general de Dcoop, Rafael Sánchez de Puerta, que también ha participado en la protesta, el sector se ha expresado como una voz única, dada la gravedad y la «injusticia grave» que representan estos aranceles, que sólo afectan a España. «Creemos que de este modo se traslada también a la Unión Europea nuestra preocupación. España sigue las normas de comercio que dicta la UE y el sistema de ayudas que recibe también es el de toda la Unión Europea. No tiene sentido esta medida de Estados Unidos contra un sólo país».

Sánchez de Puerta ha declarado a este periódico que estados Unidos no es el mercado más importante de la aceituna de mesa de Dcoop. «Sin embargo, en este mercado hay muchos vasos comunicantes y los que afecta a un producto termina repercutiendo en los otros, ya que se proceden excedentes. En nuestro casos ya estamos notando las repercusiones», ha señalado el subdirector de Dcoop.

Olivareros malagueños
Olivareros malagueños / SUR

Aunque Sevilla es la gran productora de aceituna de mesa de Andalucía, los aranceles a la aceituna negra española no sólo afectan a esta provincia andaluza. Málaga tampoco se libra. La variedad mayoritaria de aceituna en el campo malagueño es la hojiblanca, que es la que se destina a la transformación industrial como aceituna negra, muy apreciada en el mercado americano.

Según el presidente de Asaja Málaga, Baldomero Bellido, casi el 70% de la aceituna de mesa que se recolecta en la provincia se trasforma en negra, algo que desconocen mucho agricultores. «Las medidas de EE UU afectan al sector en la provincia porque gran parte de la producción se transforma también en aceituna negra y porque al dejar de ser competitivos en Estados Unidos obliga a las empresas comercializadoras y a la industria a tener que reconducir su producción con el riesgo de que se produzca un exceso de oferta y con ello una caída de precios. Además las empresas han tenido que realizar un gran esfuerzo inversor y éxite el riesgo de que se pierda numerosos puestos de trabajo».

En la campaña 2017/18 la producción andaluza de aceituna de mesa ha sido de 441.830 toneladas. De este volumen, el 70% de la producción se concentra en la provincia de Sevilla, con unas 296.000 toneladas. Le sigue Córdoba, con algo más de 65.000, y en tercer lugar Málaga, con 58.853, en esta última campaña.

Al término de la protesta, el sector ha dado lectura a un manifiesto que también ha sido entregado al cónsul de EE UU en Sevilla, que ha recibido a una representación del sector.

El manifiesto

«Los representantes de todo el sector de Aceituna de Mesa (agricultores, Cooperativas, Empresas entamadoras y Empresas envasadoras) con el apoyo de las Administraciones manifiestan su enorme preocupación por las circunstancias que están ocurriendo desde el pasado 21 de junio de 2017 cuando dos empresas aceituneras de California presentaron una petición de imposición de derechos antidumping y antisubvenciones contra la aceituna negra de España. El motivo que alegaron es el daño causado y la amenaza que supone las importaciones de aceitunas negras de España, que según ellas, hacen competencia desleal en su mercado americano.

Desde el primer momento, nuestra Administración y todo el sector, han colaborado en las investigaciones que se han llevado a cabo, sin embargo el Departamento de Comercio Americano (DOC), ha ido imponiendo a lo largo de este año aranceles provisionales como medidas preliminares, que hoy por hoy, suponen el 34,79% de media.

Esto conlleva una pérdida de cuota de mercado y un daño irreparable para estas industrias con un grave perjuicio económico que arroja pérdidas económicas por encima de los 6 millones de euros, con una caída de ventas de aceituna en EE.UU., que ya supera el 40% en el primer trimestre de 2018, lo que está además repercutiendo en la pérdida de puestos de trabajo.

Desde el sector y con el respaldo de nuestra Administración Comunitaria y Nacional entendemos que la imposición de estos aranceles es arbitraria e injustificada. Se trata de un sector muy competitivo y con empresas eficientes, y los apoyos que establece la Unión Europea se encuentran desde hace muchos años totalmente desvinculados de cualquier producción y se ajustan a las reglas internacionales de la Organización Mundial del Comercio.

Además la aceituna de mesa negra, es un producto muy valorado en Estados Unidos y con una altísima calidad, por ello es tan demandado por los consumidores y por las propias empresas importadoras de California, de ahí el alto volumen de exportación y comercialización en EE.UU, que además necesita nuestro producto para satisfacer las necesidades de aprovisionamiento de la industria alimentaria americana.

La imposición arbitraria de aranceles pone en riesgo más de 2 millones de jornales y 8.000 empleos directos en uno de los sectores más dinámicos de la economía nacional.

Por todo lo anterior, esperamos que el dictamen de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos, (ITC) anule los aranceles impuestos y restablezca la normalidad de esta situación anómala e injustificada que está afectando a un sector agroalimentario tan importante para nuestro país y para la UE.

Con el deseo de que traslade esta petición unánime del sector a las más altas instancias de su Gobierno, atentamente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos