Berenjena africana, una hortaliza muy demandada

Berenjena africana, una hortaliza muy demandada

El fruto mide entre 5 y 10 centímetros de largo y se come hervido, al vapor, en escabeche o en guisos

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

La berenjena africana se encuentra en África subsahariana y se reconoce por su color naranja a rojo. También se llama tomate amargo o berenjena escarlata. El fruto de la berenjena africana mide entre 5 y 10 centímetros de largo y se come hervido, al vapor, en escabeche o en guisos con otras verduras o carnes. Las hojas jóvenes se cortan y se usan en sopas. La hortaliza es menos nutritiva que las hojas.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la berenjena escarlata ('S. aethiopicum L.') y la berenjena Gboma ('S. macrocarpon L.') son dos hortalizas tradicionales muy populares en el África tropical. Ambas especies se cultivan para aprovechar sus hojas y frutos. Los frutos se consumen frescos y también cocidos, al vapor, encurtidos o en guisos con otras verduras o carnes, mientras que las hojas tiernas se usan a menudo en sopas y con otras hortalizas. Los frutos de 'S. aethiopicum' son de color verde (con tonalidades claras u oscuras), blanco o negruzco, y al madurar adquieren un color rojo o rojizo-anaranjado, debido al alto contenido de caroteno. Los frutos tienen forma redonda u ovalada y una superficie lisa o estriada, y su sabor varía de dulce a amargo. La 'S. macrocarpon' se diferencia de la 'S. aethiopicum' por sus grandes hojas lisas y su cáliz más largo. Los frutos son lisos, de color verde o amarillo, y miden entre 3 y 12 cm de diámetro. En su plena madurez, los frutos se vuelven amarillos, anaranjados o marrones.

 

Fotos

Vídeos