El 'agro' de Málaga regresa de Fruit Logística cargado de nuevos pedidos

Jorge Reyes y Juan Antonio Reyes, del Grupo Reyes Gutiérrez, en Fruit Logística. /Agustín Peláez
Jorge Reyes y Juan Antonio Reyes, del Grupo Reyes Gutiérrez, en Fruit Logística. / Agustín Peláez

La creciente competencia en el negocio del tropical no desalienta a las empresas, que aseguran que todavía existen muy buenas «perspectivas»

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZEnviado especial. Berlín

La actividad de las empresas malagueñas exportadoras de frutas y hortalizas ha sido frenética en Fruit Logística, en especial las especializadas en el negocio del tropical, que son las que han acudido con expositor propio (Montosa, Reyes Gutiérrez, Sigfrido, Tropical Millenium, Axarfruit y Alcoaxarquía). La feria de Berlín ha servido para comprobar que cada vez existe más competencia, que no somos los únicos productores, ya que hay países en el mundo que cada año producen más y durante más tiempo. A pesar de ello, el sector considera que existen motivos para ser optimistas, porque el consumo de productos como el aguacate sigue creciendo en el mercado natural de Málaga, la Unión Europea. No obstante, la opinión generalizada es que los precios altos de la fruta en el campo no ayudan a ser competitivos.

Las empresas malagueñas regresan después de tres días de intensa actividad en la Feria Internacional de Berlín cargadas de contactos con clientes potenciales e incluso con nuevos pedidos. La cosecha de aguacate nacional apenas ha alcanzado el 50 por ciento y la de mango no comenzará hasta el segundo semestre. Fruit Logística ha estado precedida de una nueva reunión de la Organización Mundial del Aguacate (WAO, en inglés). Durante el encuentro se han dado a conocer las grandes cifras del sector exportador y que sitúan a España en el cuarto puesto de ranking de países productores que exportan aguacate a Europa, con 56.345 toneladas en 2018, sólo por detrás de Perú (222.789) y Sudáfrica (90.073) y Chile (77.429). Según el gerente de Trops, Enrique Colilles, la SAT está logrando liquidar el aguacate a sus productores a un precio mayor del que se está pagando en el campo. «Estamos saliendo muy bien», dice Colilles, para quien la presencia de Trops en Fruit Logística ha sido «muy positiva».

En términos similares se ha expresado también Sigfrido Molina, gerente de Sigfrido Fruit, así como José Antonio Alconchel, de Alcoaxarquía, que además ha aprovechado la feria para adquirir tecnología punta que le permitirá envasar la fruta en mallas biodegradables e incluso poder grabar su piel con láser para etiquetarlas y eliminar residuos. Aunque todavía es pronto para saber que repercusiones tendrá en la próxima campaña de mango los contactos del sector en Berlín, ya que es demasiado pronto para conocer cómo será la próxima de mango en Málaga -la provincia es la principal zona productora a nivel nacional-, se presume que la entrada en producción de un buen número de plantaciones nuevas, puede hacer que la cosecha sea mayor. Actualmente la superficie de cultivo en Andalucía supera las 4.000 hectáreas. La pasada campaña fue histórica al rondar las 35.000 toneladas en la provincia.

Para Sigfrido Molina, si las cotizaciones son razonables, España copara el mercado sin ninguna dificultad. Para este empresario, «si se compara con el aguacate, aunque su precio sea mayor en el campo, el árbol de mango produce bastante más y eso lo hace más beneficioso para el agricultor. «Una plantación adulta de mango puede producir hasta 35 toneladas por hectárea. Si se vende a 0,80 euros el kilo, arrojará una rentabilidad final de 28.000 euros», explica Molina, cuyo expositor visitó el jueves la consejera Carmen Crespo.

Para Alconchel, afortunadamente el mango español tiene ya un nombre en el exterior y «todavía hay muchos mercados por abrir», aun cuando hay mango de orígenes como Brasil que juegan al mismo nivel que el español. Tanto para el aguacate como para el mango nacional, según el sector, las perspectivas son optimistas, aunque es necesario que los agricultores respeten las reglas de juego y cosechen la fruta en su momento. «Cortarla cuando aún está verde hace mucho daño, ya que va contra el prestigio de la fruta española, cuya gran ventaja es su calidad y su proximidad a Europa», apunta Alconchel. El sector tropical ha mostrado su cara exportadora en Berlín, aunque sin descuidar su labor como importador fuera de la campaña nacional, un negocio cada vez más importante.

El guacamole de la provincia, a la conquista de Europa

El guacamole hace ya algunos años que llegó a España para quedarse. Pero además también ha conquistado al consumidor europeo. Esta salsa de aguacate tradicional de México está atrayendo cada año que pasa a más empresas. En la provincia malagueña, fue Frutas Montosa la empresa pionera. Después les han seguido otras firmas, como Avomix, del Grupo Reyes Gutiérrez; Frumaco, filial de Trops; o Natural Tropic y más recientemente Alcoaxarquía. Montosa ha cerrado el pasado 2018 con cinco millones kilos de guacamole. Esta empresa veleña es la que elabora la salsa verde de aguacate que se vende en Mercadona.

Grupo Reyes Gutiérrez, también implantada en Vélez-Málaga, quiere convertirse en otra empresa a tener en cuenta en la industria del guacamole. Actualmente está en gestiones con Carrefour para empezar a comercializar su producto en todos los establecimientos de la cadena en Europa. Avomix vende además su salsa de aguacate en Lidl, Alcampo, Supersol, Aldi, Metro, Makro y El Corte Inglés, entre otros.

 

Fotos

Vídeos