Masters 1.000 de París

Nadal se baja de París por una lesión abdominal y se despide del número uno

Rafa Nadal, al anunciar su decisión de no jugar en París. /Gonzalo Fuentes (Reuters)
Rafa Nadal, al anunciar su decisión de no jugar en París. / Gonzalo Fuentes (Reuters)

El balear, que debía saltar este miércoles a pista para enfrentarse a Fernando Verdasco, se retira del torneo y dice adiós al trono de la ATP, que ocupará Djokovic

ENRIC GARDINERMADRID

Esta vez no fue la rodilla. La vuelta de Rafael Nadal a la competición, 55 días después de su último compromiso oficial, la cortó una lesión abdominal. Minutos antes de disputar su partido de segunda ronda contra el madrileño Fernando Verdasco, el balear anunció que sufre de una dolencia en el abdomen y que se baja del Masters 1.000 de París-Bercy, el último de la temporada, por lo que además se despide del número uno mundial.

Una vez superados los problemas en el tendón rotuliano que le obligaron a retirarse de las semifinales del Abierto de los Estados Unidos, el cuerpo ha vuelto a cortar a Nadal y a no permitirle saltar a una pista de tenis.

El de Manacor dijo a los medios desplazados al Palais Omnisports, donde se disputa el torneo, que, pese a que se había sentido bien estos días entrenando en la capital francesa, empezó a notar unos dolores abdominales, «sobre todo en el saque», y que por recomendación médica declinaba jugar.

Es la sexta vez que Nadal renuncia a París-Bercy por lesión -solo llegó a una final en 2007- y se pone en duda también su participación para la Copa de Maestros (del 11 al 18 de noviembre en Londres), donde no defiende puntos tras abandonar el año pasado después del primer encuentro. «Es un milagro haber estado en el número uno hasta hoy solo habiendo jugado nueve torneos y después de haberme retirado en dos Grand Slams», dijo Nadal.

Djokovic, líder

Esta retirada supone la pérdida del número uno en favor del serbio Novak Djokovic, quien ascenderá al trono de la ATP el próximo 5 de noviembre al tener sellado ya su pase a tercera ronda. A Djokovic le bastaba superar un escollo más que Nadal para poder reclamar una posición que no ocupa desde el 6 de noviembre de 2016 y lo hizo este martes, al pasar por encima de Joao Sousa en dos mangas.

Dos años después el serbio reclamará un cetro que desde entonces ha pasado por las manos de Andy Murray, Roger Federer y Nadal, el último en ostentarlo desde el pasado 25 de junio.

Djokovic completa su temporada de ensueño después de un 2017 aciago y acompaña los dos Grand Slams (Wimbledon y US Open) y los dos Masters 1.000 (Cincinnati y Shanghái) con el broche del número uno. Aún le quedarán por delante las coronas de París -se mide en tercera ronda con Damir Dzumhur- y la Copa de Maestros de Londres, donde con el título igualaría los seis entorchados de Roger Federer.

Además, el de Belgrado, de acabar el año como número uno, se convertiría en el tenista en la historia que más abajo ha estado en la clasificación antes de acabar líder de la ATP en la misma temporada. En mayo, Djokovic ocupó el puesto 22 del ranking, con lo que superaría la marca de Andre Agassi, que bajó hasta el escalón número 14 antes de acabar 1999 líder.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos