Davidovich se doctora en Estoril

Davidovich se doctora en Estoril

El joven malagueño disfruta de una gran semana en ATP logrando su mejor resultado en el circuito profesional

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga
Hablaba Toni Nadal, hacedor del mejor deportista español de todos los tiempos, de la dificultad de los jóvenes actuales para llegar a la élite, en especial en el mundo del tenis. Sus palabras sabias, llegaron a contramano, porque anoche , un ATP 250 que es el segundo torneo del Tour profesional que juega el malagueño en su corta trayectoria y en el que cada jornada que transcurre se cobra una pieza más sonada: Bjorn Fratangelo (140º), Daniel Evans (85º), estos dos en la previa; Taylor Fritz (58º), Jeremy Chardy (43º)... Y anoche en el 'videoclip' de aquel 'hit' reciente de Martin Soveig ('Hello'). Hablamos nada menos del decimoctavo del mundo, de un semifinalista en Roland Garros (2008) y el USOpen (2016), que tiene ocho títulos ATP y , además de permanecer numerosas semanas en el 'top ten'. Pese a sus 1,93 metros, toda una gacela para correr la pista, y un avezado especialista sobre la arcilla.Pero nada de eso inquietó al héroe malagueño, que de la previa y partiendo como el 167º (ahora se ha asegurado ya 90 puntos ATP y subir unos 30 puestos) ya pisa las semifinales.A sus 19 años (hará los 20 el 5 de junio) y con apenas diecisiete meses compitiendo con los sénior, , aunque las cabezas de sus raquetas sufran más que las de otros tenistas. El rinconero sacó más rápido y mejor que su rival y, aunque nunca había jugado con tanto público en la grada, no acusó la tensión –esa que le generó calambres hace meses en el Challenger de Marbella, ante su parroquia– y maravilló con su variedad de golpes. La derecha le corre a una velocidad supersónica cuando clava los dos pies en la pista, y habrá pocos jugadores en el circuito que dominen tan bien el recurso a las dejadas. En uno de los momentos más tensos del choque, con 6-7 y 3-4 en contra, más una bola de 'break'para Monfils (después de su mejor golpe en el choque, un ajustado al fondo de la pista. Así es Davidovich. No se equivocaba en parte Toni Nadal el jueves en Málaga. El malagueño no sólo jugará en el circuito profesional todo el tiempo que quiera, sino que comprobado su nivel, talento y recursos, está llamado a ganar torneos y hasta moverse en un selecto grupo, el de los (veinte, treinta o cuarenta) mejores.Davidovich pudo haber finiquitado el choque antes. Comenzó con un 'break' en contra, pero disfrutó de tres puntos de set al resto en el décimo juego de la primera manga, que se le escapó en el 'tie break'. El segundo set comenzó algo raro, con dos rupturas seguidas, pero no hubo más hasta la del undécimo juego, que dio pie al malagueño para alargar el choque. con juego y sensaciones. Templó nervios en un momento delicado, con muchas dobles faltas y errores no forzados de uno y otro, incluso con una fea caída sobre su hombro izquierdo.En el momento de la verdad, el de cerrar el partido, no se le agarrotó el brazo. Tuvo 40-0 y resolvió en el segundo 'match ball'.Ahora Davidovich se cruzará con el ganador del duelo entre el joven estadounidense Francis Tiafoe (31º) y el 'lucky loser' (repescado) uruguayo Pablo Cuevas (68º), El choque de semifinales de hoy (no antes de las 18.00 horas, en segundo turno) se puede seguir en Movistar en el dial 54.Davidovich se cruzará en semifinales esta tarde (en segundo turno, no antes de las 18.00 horas, en Movistar Deportes 1, dial 54) con el uruguayo Pablo Cuevas, un 'lucky loser' (repescado) que perdió en la final de la fase previa. Especialista en tierra y poco asiduo a citas en pista rápida, se impuso al norteamericano por 6-0, 6-7 (5) y 6-2 en el cierre de la jornada, tras algo más de dos horas de partido. Por el otro lado del cuadro van el griego Tsitsipas (10º) y el belga Goffin (25º), primer y cuarto favorito, respectivamente.

Momentazo de 'fair play' del partido

La organización ha distribuido el vídeo en el que tras una jugada el malagueño se hizo daño tras un golpe con la pista y el rival, el francés Monfils se interesó por el estado de Davidovich. Un gran gesto.