Moto GP

El Márquez más desatado arrasa en Brno

El Márquez más desatado arrasa en Brno

El líder sumó una nueva 'pole', esta vez en un ejercicio de riesgo que el propio piloto llegó a reconocer como innecesario

BORJA GONZÁLEZMadrid

Las previsiones se cumplieron y en el sábado del Gran Premio de la República Checa, el día de los entrenamientos oficiales, apareció la lluvia para poner un guión diferente sobre la mesa, aunque con un final muy parecido al habitual. La cantidad de agua en la pista fue el factor que más trajo de cabeza a pilotos y equipos, con la lluvia apareciendo y parando, haciendo cambiar las estrategias en los garajes. Algo que tuvo su máximo exponente en el momento de lo que se lleva de fin de semana, la calificación de MotoGP, que comenzó con la pista mojada, pero sin lluvia y con algo de sol, lo que fue secando la pista. hasta que en los últimos dos minutos volvió a caer el agua. Un escenario cambiante ideal para el mejor en ese tipo de circunstancias (y en casi todas), Marc Márquez.

En el inicio, como el resto de los doce que se jugaron las cuatro primeras líneas de la parrilla de salida, Márquez salió con neumáticos de agua, aunque enseguida percibió que el asfalto estaba secándose, en un indicio para jugar la estrategia de usar las gomas de seco, una elección con bastante riesgo pero que, con esa capacidad única de afrontar esas situaciones, le salió bien. Marcó el mejor tiempo con un margen amplio sobre el segundo y, sobre todo, sobre los que él mismo viene señalando desde el viernes como rivales por la victoria: por encima de todos, Andrea Dovizioso, después Maverick Viñales y Alex Rins.

La posición de ventaja no le hizo aflojar ni tan siquiera cuando la lluvia volvió a aparecer: con un título en juego, con una ventaja amplísima en la general y sin mucho más que lograr (batir a Jack Miller en la pelea por la 'pole', un rival que no está en su guerra), el líder decidió seguir apretando, para asombro incluso de los miembros de su equipo.

«Era consciente de que cuando he atravesado la línea de meta había conseguido la 'pole' pero que era innecesario cómo la había conseguido, al tomar tanto riesgo. Es cierto que me han leído la cartilla Santi (Hernández, su jefe de mecánicos), Alberto (Puig) y Emilio (Alzamora), pero no pasa nada», confesó sonriente después de sumar su 'pole' número 58 en la clase reina, lo que le coloca en la primera posición histórica empatado con Mick Doohan, en otro récord que batirá en breve.

«Es impresionante. Gestionar los 'slicks' con tanta agua es muy difícil porque no sientes el límite, no puedes jugar con esos límites y tienes que hacer lo justo en el momento oportuno. Esa es una fuerza de Marc», reconoció Dovizioso, el que debería de ser su principal rival para una carrera que en principio será en seco, lo que hace que sólo la información del viernes pueda terminar siendo la válida. «No se sabe bien qué puede pasar», continuaba el italiano de Ducati, que saldrá cuarto por detrás de Miller y Johann Zarco y que estará acompañado en la segunda línea por Pol Espargaró y Alex Rins. «Entre los diferentes neumáticos hay mucha diferencia de agarre y lo que se elija será muy importante, sobre todo para el final de la carrera», concluyó el italiano.

Más información

Pique entre Márquez y Rins

«Creo que sigue habiendo dos Yamaha, las de Quartararo y Viñales, que tienen buen ritmo; Dovizioso también tiene un gran ritmo y estamos bastante a la par pero es una incógnita saber cómo bajarán los neumáticos y qué pilotos estarán más fuertes con la gestión de los neumáticos. Quizás el viernes sí que estábamos en el sitio pero creo que a todos nos hubiese gustado trabajar más y entender más sobre la elección de neumáticos, porque ahora parece que está un poco más al azar», analizó por su parte Márquez, que protagonizó también la polémica del día en un encuentro en pista (algo infantil) con Rins durante el oficial: el de Suzuki le intentó adelantar, no se dejó, este le metió la moto unas curvas después y Márquez se la devolvió en la entrada a 'boxes' en un momento en el que las dos motos se pusieron en paralelo escenificando un duelo de fuerza por la posición.

«La reacción que ha tenido en la última curva frenando súper fuerte y adelantándome no ha sido la mejor, porque sabía que iba a entrar a 'boxes'. No ha sido correcto. Hace juego psicológico con sus rivales. Si cree que a mí me va a molestar por hacer esto se equivoca. Creo que tendría que tener más respeto por los demás porque también se lo pueden hacer a él. Ya lo ha hecho varias veces, fue penalizado en el pasado y nosotros seguimos a lo nuestro», explicó con dureza Rins sobre una polémica en la que su rival no quiso ahondar demasiado.