Dakar | 2ª etapa

Roma se toma venganza y Barreda aguanta

Sébastien Loeb, durante la segunda etapa del Dakar. /Afp
Sébastien Loeb, durante la segunda etapa del Dakar. / Afp

El catalán se queda a sólo ocho segundos del vencedor del día, Sebastien Loeb, mientras que Sainz y Al Attiyah pierden tiempo

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

Lo que el Dakar te quita, el Dakar te lo acaba dando. Es lo que le ocurrió en la durísima segunda etapa de la edición de 2019, en la que Nani Roma se quedó a sólo 8 segundos de la victoria, que fue a parar a Sebastien Loeb. El español y el francés dieron una lección de navegación en las difíciles dunas entre Pisco y San Juan de Marcona, zona donde el año pasado Roma tuvo el fuerte accidente que le costó el abandono y unos meses de baja con un collarín.

Abrir pista fue letal para los hombres que más fuertes habían empezado este Dakar. Carlos Sainz y, especialmente, Nasser Al Attiyah cedieron mucho tiempo y han caído en la clasificación general a la sexta y octava plaza respectivamente. Roma, tras su colosal jornada, se aúpa a la tercera plaza, a sólo 42 del nuevo líder, el siempre presente Giniel de Villiers, que fue cuarto en la jornada.

En motos la victoria fue para Matthias Walkner, campeón en 2018, que superó por la mínima a Ricky Brabec, que rozó la victoria hasta el final. Joan Barreda entró a 1:41 del austriaco, pero se mantiene al frente de la general en motos, gracias al colchón que consiguió en la etapa inaugural.

Loeb se estrena

Una de las etapas señaladas en rojo en todos los cuadernos de notas de los copilotos de coches en este Dakar era la segunda. La larguísima jornada de más de 800 kilómetros, de los cuales 343 eran cronometrados, obligaba a los navegantes a lucir sus dotes para no perderse, ya que en esta ocasión no tenían las líneas marcadas por las motos para fijarse.

Es por ello que los que el lunes fueron tan bien, este martes cedieron tiempo o incluso tuvieron problemas serios, caso de Stepháne Peterhansel que se quedó tirado durante más de 20 minutos (al final sólo cedió 17) por una rueda pinchada en un salto. Tampoco tuvieron un día cómodo Carlos Sainz y Nasser Al Attiyah. El madrileño tuvo un pinchazo y posteriormente un fallo en el sistema de reinflado de los neumáticos que le hizo perder mucho tiempo, aunque lo recuperó conforme avanzó la etapa para acabar a 4:40 del ganador del día, aunque por delante del catarí, a quien ahora tiene por detrás con un minuto de ventaja.

Mucho peor fue lo de otro de los componentes del X-Raid, y además ilustre. El veterano argentino Orlando Terranova se vio obligado a abandonar porque en un bote de su Mini se golpeó con violencia en la espalda y no pudo continuar del dolor. 'Orly' fue evacuado en helicóptero y no podrá acabar su decimotercer Dakar.

El gran beneficiado de la jornada fue Giniel de Villiers. Al volante de su Hilux, hermano del que lleva Al Attiyah, acabó en una óptima cuarta posición, que le permite colocarse primero de manera momentánea aunque sólo con 28 segundos de margen frente a su compañero Bernard Ten Brinke y sólo 42 con Nani Roma.

La actuación del catalán, vencedor en 2004 en motos y en 2014 en coches, fue de las más destacadas, especialmente en los últimos puntos de control de paso: de ceder casi dos minutos en el penúltimo cronometraje, a llegar a sólo 8 segundos de Sebastien Loeb. El francés demostró que, pese a llevar un Peugeot 3008 de hace dos años, está en condiciones de pelear en jornadas duras como es esta.

Para Roma, además, fue una pequeña revancha: exactamente 365 días después del grave accidente que le obligó a abandonar, cuajó una de las mejores actuaciones de su carrera dakariana, en buena medida gracias al buen hacer de su copiloto Álex Haro.

Barreda reduce daños

Para los pilotos de motos fue una etapa inusual, ya que pudieron seguir las trazadas dejadas por los coches y los SxS que llegaron antes. 'Bang-Bang' Barreda llegó a San Juan de Marcona en tercera posición, a 1:41 de Matthias Walkner, que dejó sin victoria a Ricky Brabec por muy poco: sólo 22 segundos.

El valenciano no quiso forzar demasiado, a sabiendas de que no podía arriesgarse a un susto tan pronto en este Dakar. Si bien apretó en la recta final de la jornada cronometrada, al final se conformó con un tercer puesto que, pese a todo, le sirve para sostener su liderato con 1:21 frente a Walkner.

La actuación de Gerard Farrés en la categoría SxS se está ganando hueco en las crónicas y los 'highlights' de este arranque del Dakar. El veterano ex piloto de motos cuajó otra enorme jornada al volante del Maverick Can Am para acabar cuarto a 4:22 de otro viejo rival de las dos ruedas, el chileno Francisco 'Chaleco' López, que logró su primera victoria en los Side by Side. Farrés, que fue tercero en la etapa inaugural, está empatado en esa posición en la general con Sergei Kariakin, ambos a 6:35 del líder, el brasileño Reinaldo Varela.

La etapa de este miércoles, tercera de este Dakar, supondrá el estreno de las dunas de Araqui en el raid, con una especial cronometrada de 331 kilómetros y un largo enlace de 467. Llegar a Arequipa razonablemente intactos de cara a la maratón del jueves será clave.