El futuro de Alonso

Fernando Alonso volverá a intentar asaltar las 24 horas de Daytona

Fernando Alonso volverá a intentar asaltar las 24 horas de Daytona

El asturiano competirá junto a Kamui Kobayashi, que ya es su compañero en el Mundial de Resistencia con el otro Toyota, además de Jordan Taylor y Renger van der Zande al volante de un Cadillac, uno de los grandes favoritos

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

El Fernando Alonso post-F1 ya tiene primer reto. Será entre el 26 y el 27 de enero en una prueba que ya conoce bien el piloto español, las 24 horas de Daytona, y lo hará para ganar. El equipo Konica Minolta confirmó que el asturiano es uno de los elegidos para formar con la estructura de Wayne Taylor Racing junto a Jordan Taylor, Renger van der Zande y el otro fichaje único para esta carrera, el japonés Kamui Kobayashi, que es a su vez compañero y rival de Alonso en el WEC con el otro Toyota.

Alonso ya sabe lo que es correr en el mítico trazado de Florida. El español disputó esta misma prueba, que sirve como apertura del IMSA (campeonato estadounidense de resistencia), en 2018, con un Ligier del equipo United Autosport que dirige su jefe en McLaren, Zak Brown. El objetivo de esa prueba era hacer un ensayo general para las 24 horas de Le Mans y aprenderse los entresijos de una prueba de resistencia antes de debutar con Toyota en el WEC y con la mente puesta en hacer una simulación de la legendaria carrera que meses después ganaría. Aquel 28 de enero acabó 38º, con varios problemas mecánicos. Un año después, y después de meses de negociaciones, Alonso ha conseguido un contrato para una única carrera pero con opción seria de ganar. Mientras que el Ligier era de la categoría LMP2, el Cadillac DPi-V.R sí es un prototipo de la máxima categoría, la DPi, y por tanto en condiciones de victoria junto a los Mazda, Acura o Nissan.

Más allá de eso, será una nueva oportunidad para que Alonso disfrute del ambiente americano, del que está absolutamente enamorado. «Esta es indudablemente una de las grandes carreras en Estados Unidos y en el mundo de la competición de motor. Volver a Estados Unidos es siempre especial. La atmósfera creada por los fans es única durante todo un increíble fin de semana. Realmente espero luchar para ganar, así como disfrutar y poner una sonrisa en las caras de los fans», señaló el piloto español.

Será la primera prueba de un Alonso que ya avisó cuando anunció su retirada de la Fórmula 1 que iba a tener un año muy intenso en términos competitivos. Aunque no será tan duro como el 2018, sí pretende dejar huella en unas cuantas carreras. Ahora mismo, con la confirmación de Daytona, tiene cinco carreras seguras en 2019: la cita de Daytona (26-27 de enero), las 1.000 millas de Sebring (15-16 de marzo), las 6 horas de Spa (4 de mayo), las 500 Millas de Indianápolis (26 de mayo) y las 24 horas de Le Mans (15-16 de junio). Poco le ha durado a Alonso las ganas de descansar.

«Después de un año intenso compitiendo en la Fórmula 1 y en el WEC, realmente estoy deseando que llegue el 2019 para intentar conquistar una de las carreras más importantes del mundo. Estoy con muchas ganas, y no puedo esperar a la primera carrera de la próxima temporada y estar en pista luchando con mis compañeros del equipo Konica Minolta», afirma en el comunicado del equipo.

Indianápolis en el horizonte

Se cumple así el guión de una película que aún no tiene fin. El epílogo lo puso el test con el Chevrolet de la NASCAR que pilota normalmente Jimmie Johnson, pero el final no será la disputa de las 24 horas de Daytona.

La gran carrera que tiene marcada en rojo Alonso son las 500 Millas de Indianápolis. McLaren se ha inscrito como equipo propio, no como asociado de Andretti Autosport (que será colaborador técnico), por lo que una de las grandes dudas es con qué motor va a hacerlo. El acuerdo de Alonso con Cadillac abre la puerta de par en par para que sea Chevrolet quien motorice al equipo de Woking en la prueba del 'brickyard' en mayo, ya que ambas marcas son de la casa General Motors (que no pasa sus mejores días).

Aunque no está confirmado, aún, que Chevrolet vaya a suministrar a McLaren, el equipo británico y Zak Brown a la cabeza evitarían así volver con Honda que, si bien la estructura estadounidense es independiente de la japonesa, no dejó buen recuerdo para los hombres de Woking. Los planes de Alonso para 2019 se van cumpliendo a la perfección.

 

Fotos

Vídeos