Ruzafa llega en forma al Mundial cross

Ruzafa, en la edición de 2017. /SUR
Ruzafa, en la edición de 2017. / SUR

El triatleta malagueño ya está en Dinamarca aclimatándose al recorrido de la prueba de mañana

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Rubén Ruzafa llega fino a la primera gran cita de a temporada, el Mundial ITU de triatlón Cross que se disputa mañana en la localidad danesa de Fyn. El deportista malagueño ha ganado todo lo que ha corrido esta temporada. Se proclamó campeón de España Xterra en Rincón de la Victoria, también ganó en Portugal y hace sólo una semana ganó por quinta vez seguida el Xterra de Francia. Con estas buenas sensaciones llega al Mundial de la Unión Internacional de Triatlón, de hecho lleva varios días en Fyn reconociendo los circuitos de bici y carrera a pie y también aclimatándose a la temperatura del agua del puerto donde se disputará el sector de natación.

«En el circuito de bici me llevé una grata sorpresa porque es muy técnico, con muchas curvas y en el que hay que mantener la velocidad. El desnivel no es muy grande, pero creo que con ese 'handicap' se pondrá la cosa interesante. El tramo de carrera a pie también lo he visitado y tiene algunos subidas y bajadas siempre por un bosque, pero también tiene algo así como un kilómetro por asfalto que es muy rápido. A ver si en la bici puedo sacar bastante tiempo para luego en la carrera tener cierto margen. La natación la hacemos en el puerto de la ciudad, serán 1.000 metros, probablemente con neopreno, aunque hace muy buen tiempo», explicó Ruzafa en un vídeo.

El malagueño ha ganado el Mundial de la ITU en tres ocasiones y afronta esta edición con la intención de sacarse la espina del subcampeonato de 2017, cuando cedió por sólo once segundos. Y es que, Rubén tuvo que superar algunos problemas técnicos en la T1, encontrándose con una falta de presión en la rueda delantera por un mal calibrado, lo que le hizo perder al menos 30 segundos y que, finalmente, le pasarían factura en el tramo final de la competición.

En el recorrido en bicicleta de montaña, como de costumbre, tomó la cabeza de carrera logrando una ventaja de tiempo considerable, lo que hacía pensar que Ruzafa finalmente conseguiría su cuarto título mundial. Continuó líder tras la T2, pero fue el mexicano Serrano quién se alzó con la victoria por tan sólo 11 segundos de diferencia, adelantando a Rubén en el último tramo de la carrera a pie.

Como explicaba Ruzafa, este Mundial cross de la ITU comenzará con un kilómetro a nado por el puerto de Svendborg en el que la temperatura del agua estará entre los 17 y 22 grados. Para que se hagan una idea los lectores, la temperatura del agua del mar ayer en Málaga capital era de 17,1 grados, relativamente fresca para esta época del año, de ahí que Ruzafa apuntase la necesidad de usar el traje de neopreno para afrontar el tramo de natación.

En cuanto los triatletas salgan del agua les espera un circuito de bicicleta de montaña al que tendrán que dar dos vueltas para completar un total de 27 kilómetros, de los que el primero y el último serán sobre asfalto. Es un trazado muy técnico en el que los triatletas encontrarán zonas polvorientas, con rocas e incluso con barro. Se han fijado tramos más rápidos cada dos kilómetros y la altura máxima de las pendientes es de 55 metros sobre el nivel del mar.

Y, por último, llegarán los 10 kilómetros de carrera, casi todos por el bosque que rodea la localidad, con continuas subidas y bajadas. También tendrá un tramo por la playa, lo que siempre es un inconveniente y que endurece más la carrera ya en su parte final.

 

Fotos

Vídeos